Despliega el menú
Huesca

huesca

Fomento abrirá la próxima semana el último tramo de la A-23 en Monrepós

Se pondrá fin a 13 años de obras en los que se han invertido más de 430 millones para desdoblar 30 kilómetros de este puerto que es el principal acceso al Pirineo.

El tramo seguirá siendo bidireccional hasta que la próxima semana se abra como autovía la vieja N-330.
El tramo seguirá siendo bidireccional hasta que la próxima semana se abra como autovía la vieja N-330.
Rafael Gobantes

Ahora sí. El puerto de Monrepós, el principal acceso al Pirineo oscense, estará completamente desdoblado la próxima semana, cuando Fomento abrirá los últimos 2,3 kilómetros de la autovía A-23 que faltaban entre el congosto del Isuela y Arguis. Así lo han confirmado fuentes del Ministerio, que no pudieron precisar el día concreto que se pondrá en servicio, aunque apuntaron que probablemente será a comienzos de la próxima semana.

Será el final de 13 largos años de obras desde que las máquinas comenzaron la construcción de los casi 30 kilómetros de autovía que recorren Monrepós y que han supuesto una inversión de más de 430 millones de euros. Ha sido necesario excavar ocho túneles como Caldearenas, que con 2.997 metros es el segundo más largo de Aragón tras el paso internacional de Somport, y doce viaductos con longitudes de hasta 45 metros como el de Fontanal.

Una esperada noticia por los 6.500 vehículos de media que cada día atraviesan Monrepós y que han tenido que sufrir un retraso de seis años respecto a los plazos originales. Y es que la crisis desbarató todos los planes cuando en el verano de 2010 el Gobierno de Zapatero paralizó las obras.

Hace dos semanas, Fomento ya abrió el tramo durante unos días aunque solo en pruebas porque aún faltaba por terminar la renovación de la antigua N-330 para dotarla de características de autovía. Era lo único que quedaba pendiente después de que en el pasado marzo se inauguraran 15 kilómetros de autovía entre el congosto del Isuela y Lanave.

Etiquetas
Comentarios