Despliega el menú
Huesca

plan director

El Gobierno retomará las obras en el monasterio de Sijena este mes

Está previsto que después de las fiestas del Pilar se inicie la restauración de la capilla de la Inmaculada, que lleva 50 años tapiada.

Detalle del interior de la capilla, que lleva 50 años tapiada.
Detalle del interior de la capilla, que lleva 50 años tapiada.
Heraldo

Después de las fiestas del Pilar, el monasterio de Sijena volverá a estar en obras. Una vez restaurados los antiguos dormitorios de las monjas, donde se exhiben parte de los 95 bienes recuperados, procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña y del Museo de Lérida; y la sala capitular, que espera los frescos en litigio, el Gobierno de Aragón emprenderá a finales de este mes la actuación en la capilla de la Inmaculada Concepción, según informaron fuentes del departamento de Educación y Cultura. 

La obra está adjudicada por 255.511 euros a la empresa Damarim, de Almudévar, que tiene cinco meses para acondicionar unas dependencias que llevan 50 años cerradas al público, situadas entre la iglesia y la sala capitular.

La capilla, de estilo barroco, se encuentra muy deteriorada, despojada de todo mobiliario y sin ni siquiera pavimento. Las paredes están tal y como quedaron después del devastador incendio declarado en el monumento en el año 1936. En 1970 se tapió y ya no se ha podido visitar. Las obras pretenden acondicionar el espacio interior para que sea de nuevo visitable, tras medio siglo de clausura.

El palacio, lo próximo

Esta es la primera actuación incluida en el nuevo plan director del monasterio. La siguiente fase será la más costosa, con una inversión prevista de 3 millones de euros. Se rehabilitará el palacio de doña Sancha, donde está previsto reubicar las obras recuperadas, ya que es un espacio que triplica la actual superficie de expositiva. Desde aquí, además, se podrá tener un acceso al exterior y crear un vestíbulo, almacén, zona de restauración y aseos.

El plan director también prevé intervenir en el claustro, en los accesos, en la iglesia y en las naves oeste y norte. En total, se actuará en 7.000 metros cuadrados. El objetivo final es abrir el monasterio a las visitas, no solo los fines de semana sino de martes a domingo, como cualquier otro espacio expositivo de la Comunidad Autónoma.

Etiquetas
Comentarios