Despliega el menú
Huesca

La exconcejala de Lengua Aragonesa muestra su “decepción y tristeza por la retirada de los carteles” en Huesca

Mary Romero (Aragón Sí Puede) califica de “revancha” la moción del PP y critica la rapidez de quienes fueron sus compañeros de gobierno municipal (el PSOE) en cumplir con la propuesta aprobada en pleno.

La exconcejala de Lengua Aragonesa muestra su “decepción y tristeza por la retirada de los carteles” en Huesca
La exconcejala de Lengua Aragonesa muestra su “decepción y tristeza por la retirada de los carteles” en Huesca
I. G. M.

“Absolutamente decepcionada”. Así se siente Mary Romero, concejala de Lengua Aragonesa en el Ayuntamiento de Huesca durante el pasado mandato, tras la aprobación de la propuesta del PP de revocar el acuerdo plenario de 2016 por el cual la ciudad se declaró "municipio incluido en la zona de utilización histórica de la lengua aragonesa" y de retirar los carteles en aragonés y español colocados en las entradas al casco urbano oscense declarando como la bilingüe la capital oscense. La propuesta se aprobó con los votos del grupo popular, Cs y Vox. Al día siguiente, a primera hora, se retiraron los letreros. La celeridad en el cumplimiento del mandato plenario sorprendió a casi todos los ciudadanos.

Mary Romero, de Aragón Sí Puede, señala que en los cajones del Ayuntamiento “hay muchas mociones olvidadas” y se pregunta: “¿Qué miedo hay para que una moción se ejecute de forma tan rápida?”. La exconcejala, que antes de que se configuraran las candidaturas para las elecciones del pasado 25 de mayo anunció que dejaba la política, afirma que lo del aragonés es “una revancha del PP”. “Y con ello dan por terminado su programa, porque era a única propuesta que tenían”, afirman.

Aragón Sí Puedo, que en 2015 consiguió dos concejales en el Ayuntamiento de Huesca, formó parte del equipo de gobierno con PSOE y Cambiar. Las tres fuerzas firmaron un acuerdo de investidura para que el socialista Luis Felipe fuera el alcalde y un pacto para gobernar durante los cuatro años siguientes. Ambos documentos incluían, entre otros muchos puntos, la defensa de la Lengua Aragonesa a través de un plan municipal de acción específico que “dignifique, promueva y fomente el uso del aragonés”. Estas actuaciones incluían cartelería y rotulación urbana y en edificios públicos de titularidad municipal así como iniciativas de formación en colaboración con el Consello d’a Fabla Aragonesa y otras entidades “que contemplen finalmente la creación de una Escuela de aragonés”.

Romero critica además que Cs respaldara la propuesta de los populares “después del espectáculo del voto en blanco el día de la investidura”, que

el PP atribuye Ciudadanos y que impidió que Ana Alós tuviese los respaldos acordados para ser elegida alcaldesa, en favor de Luis Felipe como lista más votada.

También cuestiona la rapidez con la que sus compañeros de gobierno (el PSOE) han quitado los letreros: “Solo les ha faltado ir a las cinco de la mañana”, comenta. Mary Romero manifiesta que está “triste y decepcionada” y que lo ocurrido “me reafirma en que he hecho bien en dejar la política”.

La exconcejala manifiesta que, “con independencia de que se hable o no el aragonés” en las calles de Huesca, este acuerdo para revocar el decreto supone “una regresión” porque significa que desde el Ayuntamiento “no se promoverá” el uso de esta lengua. “Más allá de la retirada de los carteles, esto significa no hacer políticas en favor de la lengua aragonesa”, insistió.

Tras los letreros, según Romero, está “la letra pequeña”, en relación a otras acciones llevadas a cabo para fomentar el uso y la difusión de esta lengua, como el Premio Félix Lafuente y la Ofizina de Lengua Aragonesa d’o Conzello de Uesca (OLA), ubicada en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner y recogida en la página web municipal con la propia descripción en aragonés.

Esta oficina se licitó como una asesoría externa en 2016 por 21.780 euros al año, con posibilidad de prórroga por otros 12 meses. A mediados de 2018 se adjudicó de nuevo (a la misma propuesta) por 35.250 euros (sin IVA) y dos años de plazo, más otros dos de prórroga (uno a uno).

Desde el Ayuntamiento señalaron que la moción del PP aprobada no incidirá en el premio Félix Lafuente, “que se seguirá convocando” ni en la OLA, “que está en funcionamiento”.

Tras lo ocurrido con los carteles en aragonés han sido muchas las muestras de defensa surgidas en Huesca en defensa de esta lengua, como la creación de una plataforma para solicitar que los letreros se coloquen de nuevo. También se han puesto pancartas de apoyo en algunos lugares de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios