Huesca

huesca

La banda del 'hilo invisible' roba otro piso en Huesca tras pillar a uno de los ladrones

La Policía Nacional ha recibido una nueva denuncia de un asalto en un domicilio de la avenida de Martínez de Velasco perpetrado el domingo, tras la detención. También se investiga un intento de robo similar en Fraga.

Señuelo de hilo invisible que dejaron en una vivienda de la plaza de Lérida, en Huesca.
Señuelo de hilo invisible que dejaron en una vivienda de la plaza de Lérida, en Huesca.
Heraldo

La detención in fraganti de un hombre georgiano de 35 años mientras dejaba señuelos de silicona en las puertas de los domicilios para asegurarse de que posteriormente se podía entrar a robar no ha frenado este tipo de delitos en la ciudad de Huesca ya que el domingo, un día después del arresto, fue desvalijada otra vivienda utilizando el mismo método previo de marcaje, conocido como 'hilo invisible'.

Este nuevo asalto hace sospechar que la banda de origen georgiano que ha actuado en las últimas semanas en otras ciudades de España como Granada, Albacete, Salamanca o Sevilla, donde también se han llevado a cabo detenciones de varios de sus miembros, continúa activa en la capital oscense

Según ha confirmado la Policía Nacional, este último robo se ha vuelto a producir en el barrio de la Encarnación (en la avenida de Martínez de Velasco en concreto), donde ya se denunciaron otros cuatro asaltos entre los días 24 y 26 de julio que se han imputado al detenido junto a otros cuatro perpetrados también durante el fin de semana del 17 y 18 de agosto en el barrio de San Lorenzo

También el domingo, vecinos de dos edificios de las plazas de Lérida y del Pico de Guara descubrieron señuelos en sus puertas. En uno habían marcado todos los pisos de las cuatro primeras plantas. Y este mismo martes, los vecinos se han percatado de la presencia de más marcas en alguno de estos mismos edificios. 

Esta banda ha podido moverse por otras localidades de la provincia. De hecho, la Guardia Civil investiga un intento de robo en un bloque de Fraga ocurrido el domingo y que resultó fallido al saltar la alarma cuando abrieron la puerta. Según los vecinos, en este caso también habían utilizado un hilo de silicona para detectar si había o no alguien en la casa. Al parecer, la marca también estaba en otras viviendas del edificio. 

Desde la comisaría oscense ya dejaron claro el lunes que la investigación seguía abierta pese a ese arresto para determinar si había más personas implicadas en los hechos ya que estos delincuentes "suelen formar parte de bandas organizadas", han explicado este martes. 

Por ello, la Policía Nacional ha reiterado su llamamiento a la colaboración para que si alguien detecta un hilo de estas características, llame inmediatamente al 091 para seguridad del resto de los vecinos del inmueble y para poder tomar medidas de refuerzo de la vigilancia del entorno. Una llamada que también hacen en caso de ver alguna persona sospechosa en el edificio o en los alrededores.

Precisamente, el aviso de una mujer en la madrugada del pasado sábado permitió el arresto in fraganti cuando se encontraba colocando señuelos de este tipo. Varias llamadas recibidas el viernes ya pusieron en alerta a la Policía Nacional, que reforzó la vigilancia en esas zonas lo que permitió a los agentes actuar con gran rapidez cuando una ciudadana alertó sobre las 5.30 de la presencia de un hombre en actitud sospechosa en su rellano.

Los agentes lograron detenerle in fraganti en un bloque en la calle de San Juan Bosco, en el barrio de María Auxiliadora. El delincuente trató de huir acometiendo a los policías e intentando deshacerse de los útiles con los que hacía las marcas: un bote de pegamento, una pequeña navaja, unos pañuelos con los que eliminaba el material sobrante para hacerlo más sutil y un mechero linterna para revisar los señuelos.

El detenido, de origen georgiano, cuenta con varios antecedentes policiales por robo con fuerza. Además, la reseña de la Policía Científica permitió saber que disponía de una segunda identidad en España con una orden pendiente de detención de un Juzgado de Barcelona y otra de expulsión de territorio nacional que fue tramitada ayer mismo una vez trasladado a un Centro de Internamiento de Extranjeros. 

¿En qué consiste esta técnica?

La técnica del hilo invisible consiste en colocar un señuelo en las puertas de un inmueble que permita saber si hay alguien en el interior de la vivienda. Esta marca se realiza de tal forma que pase desapercibida para los propietarios de la casa, utilizando un fino hilo de silicona o pegamento, en zonas de la puerta que quedan fuera del campo de visión, como por ejemplo en la parte inferior. Este hilo se coloca uniendo el marco y la hoja de la puerta de tal forma que si la puerta se abre el hilo se rompe y es señal de que los inquilinos han entrado en la vivienda, y si sigue intacto, esta vacía.

Etiquetas
Comentarios