Despliega el menú
Huesca

huesca

La provincia de Huesca ha perdido en la última década 1.700 autónomos

La Asociación Intersectorial CEAT urge medidas para frenar esta sangría y alertan de que una posible subida del Salario Mínimo a 1.200 euros "sería "letal, especialmente para las personas más desfavorecidas".

Cosecha de trigo en una explotación de la provincia de Huesca
Más de 3.500 autonómos cotizan en la provincia en el sistema especial de agrarios.
Heraldo

La Junta Directiva de la Asociación Intersectorial de Autónomos de Huesca (CEAT Huesca) ha mostrado su "gran preocupación" por la situación que atraviesa el colectivo ya que pese a los "evidentes y continuados signos de recuperación económica", en la última década, la provincia ha perdido casi 1.700 autónomos, un 7%, pasando de 23.873 a 22.182. Para frenar esta sangría, urgen medidas al Gobierno central y, además, aprovechan para alertar de que una posible subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.200 euros mensuales "sería letal, especialmente para las personas más desfavorecidas".

CEAT destaca que del total de esos 22.182 autónomos, 3.582 cotizan por el Sistema Especial para Autónomos Agrarios, 3.377 pertenecen al sector del comercio, 2.616 al de construcción, 2.291 son de hostelería y 1.903 de industria, mientras el resto son de servicios fundamentalmente. En valores interanuales, el mayor descenso se ha producido en industria, seguido de comercio y construcción, habiendo aumentado en hostelería.

Otro dato reseñable es que hay 20.999 autonómos españoles, un 1,12 menos que hace un año, y 1.183 extranjeros, que han aumentado un 9,43 %. En los últimos diez años el número de autónomos nacionales ha descendido en 2.088 mientras que el de extranjeros ha aumentado en 397. Aproximadamente la tercera parte de los autónomos son mujeres. El mayor número se da en la franja de edad de los 50-54 años, seguida de los que tienen una edad comprendida entre 45 y 49.

Ante esta situación, la presidenta de CEAT HUESCA, Avelina Bellostas, insiste en la "urgente necesidad" de abordar las reformas pendientes e impulsar políticas que reactiven la competitividad de las pymes, en especial de los autónomos, disminuyendo la burocracia administrativa innecesaria, adaptando la legislación laboral y fiscal a las necesidades de este colectivo mediante el diálogo social con las organizaciones más representativas, atacando la economía sumergida, reduciendo el coste de la energía y facilitando la digitalización en especial en las zonas rurales, "donde además será preciso mantener un buen nivel de servicios básicos, especialmente en cabeceras de comarca, para evitar mayor despoblación", subraya. 

Además, desde la asociación urge la constitución de un nuevo Gobierno en España que dé estabilidad institucional, "imprescindible para el normal desarrollo socioeconómico". Y, en este sentido, recalcan la importancia de abordar reformas como la del Estatuto de los Trabajadores, el sistema de pensiones o el control del déficit público. 

Por último, Bellostas califica de "inasumibles y rechazables" unas recientes manifestaciones de Gestha, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, sobre el supuesto nivel de defraudación fiscal entre el colectivo de autónomos. "Hay un gran desconocimiento de la situación de los autónomos, del día a día, del gran esfuerzo que supone mantener abiertos nuestros establecimientos con ganancias muy reducidas, dándose la circunstancia que para sobrevivir es preciso incluso remunerar de mejor manera a nuestros empleados que a nosotros mismos, pues de lo contrario nos veríamos obligados a cerrar", denuncia.

Etiquetas
Comentarios