Huesca

huesca

La Fiscalía y las acusaciones particulares piden prorrogar la prisión provisional al asesino de Naiara, que expira en 15 días

Este miércoles se ha celebrado una vista en los Juzgados de Jaca, que podría resolver en pocos días. La defensa del acusado, quien ha comparecido por videoconferencia desde Palencia, ha pedido su puesta en libertad.

Imagen de Iván Pardo en su última declaración en el juzgado de Jaca
Imagen de Iván Pardo en su última declaración en el juzgado de Jaca
Laura Zamboraín

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jaca resolverá en pocos días la petición que había presentado la Fiscalía para prorrogar dos años más la prisión provisional para Iván Pardo Pena, asesino confeso de Naiara, la niña de 8 años de Sabiñánigo a la que torturó hasta causarle la muerte. Y es que el 8 de julio se cumple la fecha límite de dos años de estancia en la cárcel sin haber sido condenado y podría quedar en libertad provisional. Además, aún no hay fecha para el juicio.

En una vista celebrada este miércoles en Jaca, las acusaciones particulares se han sumado a la petición de la Fiscalía. Por un lado, Luis Marín, el abogado de Mariela Benítez, la madre de la víctima, y por otro, Marcos García Ortega, letrado del padre biológico, Manuel Briones. Este último sostiene su petición en el "riesgo evidente de fuga" y en la gravedad del delito. Además, cree que su salida podría interferir en el juicio y se corre el riesgo de que pueda ocultar o modificar pruebas y amenazar a testigos. Además, ha advertido de que “al estar imputados para nosotros sus familiares directos –su madre y hermano-, ellos podrían facilitar que se escape del país”.

Marcos García Ortega, abogado del padre biológico de Naiara, en la puerta de los juzgados de Jaca.
Marcos García Ortega, abogado del padre biológico de Naiara, en la puerta de los juzgados de Jaca.
Laura Zamboraín

Mientras, María Gavasa, abogada defensora de Iván Pardo, quien ha comparecido por videoconferencia desde la cárcel de Dueñas (Palencia) sin hacer ningún tipo de manifestación, ha solicitado su puesta en libertad. En su caso, considera que “no hay riesgo de fuga y no hay pruebas que se puedan destruir”, además de afirmar que su cliente "ha colaborado con la justicia”.

En su escrito, el fiscal solicitaba la prórroga "a la vista del volumen de las actuaciones" y ante la cercanía de la fecha. Se amparaba en el artículo 504 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, según el cual hay un máximo de prisión provisional de dos años, si el delito es castigado con más de tres. No obstante, contempla, "una sola prórroga" de hasta dos años, en caso de que concurran circunstancias que impiden juzgar antes la causa. La acusación pública basaba su petición en que "subsisten las circunstancias que motivaron la medida cautelar" contra Iván Pardo.

De momento, sigue sin haber fecha para el juicio. Y es que aunque la instrucción está finalizada, quedan pendientes de varios recursos de apelación. Uno de ellos enfrenta al fiscal y al letrado del juzgado, quienes discrepan sobre si la confesión de Iván Pardo, en vídeo, debe plasmarse por escrito. Para esta alegación, que ha sido ya rechazada anteriormente por la jueza, se celebrará una nueva vista en el mes de julio en los juzgados de Jaca.

La Fiscalía pidió la suspensión del plazo para calificar los hechos hasta la resolución de "los múltiples recursos" planteados a la Audiencia de Huesca por las acusaciones particulares, en nombre del padre biológico de la niña, Manuel Briones, y de la madre, Mariela Benítez; y de las defensas de Iván Pardo, su hermano y padrastro de la menor, Carlos Pardo, y la abuelastra, Nieves Pena. Estos dos están imputados por un presunto delito de violencia física y psíquica habitual.

Etiquetas
Comentarios