Huesca

huesca

Estopiñán del Castillo y el disputado voto de un 'señor Cayo' ribagorzano

Esta pequeña localidad de solo 130 habitantes sigue a la espera de que el TSJA resuelva un recurso del PP por el escrutinio de votos que dio la alcaldía al PSOE. La constitución de la Comarca y de la DPH dependen de ello. 

Vista de la localidad de Estopiñán del Castillo, que tiene apenas 130 habitantes.
Vista de la localidad de Estopiñán del Castillo, que tiene apenas 130 habitantes.
Laura Uranga

Fue uno de los grandes éxitos novelísticos de Miguel Delibes en los albores de la democracia. Su libro 'El disputado voto del señor Cayo' –luego traducido en una también exitosa película- hablaba de la pugna de distintos partidos por hacerse con el voto del señor Cayo del título, único habitante de una aldea castellana.

El municipio ribagorzano de Estopiñán del Castillo no tiene un solo habitante –cuenta con unos 130- pero estos días es escenario de la controversia entre socialistas y populares a cuenta de un voto que decide la alcaldía. El día de las elecciones el candidato del PSOE sacó un voto más que su rival del PP, pero la reclamación de éste a cuenta de un voto a su favor considerado como nulo por tener escrita una letra motivó un primer fallo de la Junta Electoral Provincial que lo declaraba como válido. Ante el consiguiente empate, y como marca la ley, la alcaldía se decidió tras el lanzamiento de una moneda al aire que cayó del lado popular.

Entonces fueron los socialistas los que reclamaron ante la Junta Central, que anuló la decisión anterior por lo que de nuevo el candidato del PSOE recuperaba mayoría de votos y alcaldía. Y, de nuevo, llegó la impugnación del PP que se tiene que dirimir en breve en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón para determinar definitivamente al alcalde titular.

Mientras el fallo no se haga efectivo, están paralizadas la constitución de la Comarca de La Ribagorza e, incluso, de la Diputación Provincial de Huesca porque es preceptivo que ambas entidades echen a andar una vez que estén decididos todos los consistorios que las conforman.

"Ciertamente es una situación un poco liosa y estamos todos a ver qué pasa", afirma el anterior alcalde, Agustín Larrégola, reconociendo que, aunque no de manera habitual, "a veces ocurren estas historias, sobre todo en municipios con poca población como el nuestro".

Etiquetas
Comentarios