Huesca

De Lanaja a Hecho: trashumancia con 2.000 ovejas

Este movimiento de rebaños en busca de pastos ya ha comenzado a verse por la Comarca de la Jacetania.

Con la llegada del buen tiempo, el ganado también se va ‘de veraneo’ a zonas de montaña, donde aprovechan los recursos naturales para alimentarse y colaboran con el medio ambiente. Este movimiento de rebaños en busca de pastos ya ha comenzado a verse por la Comarca de la Jacetania, un territorio donde es habitual la práctica de la trashumancia. Antonio Casajús, un ganadero cheso recorre estos días unos 180 kilómetros desde Lanaja y Monte Susín, en Los Monegros, hasta Hecho, en la Jacetania. Lo hace con un rebaño de 2.000 ovejas suyas y de otros ganaderos de la zona, por la cabañera. Los animales hacen una media de unos 20 kilómetros diarios. Ahora se encuentran realizando “un descanso” en una pradera de San Juan de la Peña, donde permanecerán previsiblemente hasta el jueves. Ahí se alimentan, limpian la vegetación y suponen un nuevo atractivo para los numerosos turistas que visitan este enclave.

El viaje comenzó el pasado martes y tiene previsto llegar a Hecho a final de semana. En los Monegros “el rebaño era más grande, de varios ganaderos, pero las ovejas preñadas o a punto de parir viajan en camiones”, explica. Los ganaderos tienen sus explotaciones y su vida en Hecho, pero “por economía”, en noviembre emprenden el camino a los Monegros para que los animales se puedan seguir alimentando en el campo y evitar tener que comprar compuesto. “Cuando se tiene un determinado número de cabezas, esta es la única alternativa para poder vivir de esto, pero es un trabajo duro porque hay que salir todos los días al campo, haga frío o calor”, asegura Antonio. La trashumancia se realiza por la cabañera. “Hay tramos que están bien, pero otros están casi perdidos, son muy estrechos y apenas pasa un animal, por lo que el rebaño va mucho más lento”, subraya.

El camino se hace por etapas y cada jornada hay que buscar un lugar donde descansen las ovejas. Se coloca un pastor eléctrico y las cuidan los perros mastines. Y Antonio, antes de llegar a Ayerbe, regresa a dormir a Lanaja y una vez pasado Ayerbe, va a Hecho a pernoctar. “Nos viene bien que ahora estén en San Juan de la Peña porque estamos más cerca de casa, pero otros años se quedan en otros lugares, como Anzánigo o Botaya. Siempre buscamos un sitio para descansar”, apunta. Después de San Juan de la Peña, la siguiente etapa llegará hasta Javierregay y de ahí a Hecho.

La vuelta a la Jacetania la suele hacer en el mes de mayo, pero este año “hemos tenido que aguantar un poco más, por la llegada tardía de la primavera y por la presencia del oso en el valle de Hecho”. Una preocupación que seguirá este verano, ya que las ovejas subirán a puerto “y parece ser que la osa va y vuelve de Navarra”. La osa Claverina, reintroducida en Francia en octubre de 2018, visitó hace unos días el valle de Hecho, y Neré lo hizo el pasado mes de abril, con ataques a ganado incluidos. “Ahora comentan que Neré podría estar en Francia con Sorita”, añade. Así que este verano los pastores tendrán que estar alerta e intensificar la vigilancia de los rebaños en alta montaña “porque la osa podría aparecer”.

Etiquetas
Comentarios