Despliega el menú
Huesca

reintroducción del oso pardo

La osa Claverina entra en Aragón tras protagonizar numerosos ataques en Navarra

La Comunidad Foral activó medidas disuasorias para alejarla del valle del Roncal. 

Imagen de la suelta de la osa Claverina en octubre pasado en el Pirineo francés.
Imagen de la suelta de la osa Claverina en octubre pasado en el Pirineo francés.
Heraldo

Los ganaderos de los valles de Hecho y Ansó lo temían y este martes lo ha confirmado el Gobierno de Aragón. El sistema de geolocalización de Francia ha situado a la osa Claverina, reintroducida en ese país en octubre de 2018, en la cabecera del valle de Hecho la pasada noche (4 de junio). El animal ha protagonizado reiterados ataques en Navarra, lo cual llevó a la Comunidad Foral a activar medidas disuasorias para ahuyentarlo. Desde hace unos días, el GPS que lleva en el collar la situaba deambulando, ida y vuelta, entre los valles navarros y el área de Zuriza y Linza, en la provincia de Huesca.    

Los agentes forestales de la patrulla de vigilancia del oso ya ha informando a los ganaderos que tienen los rebaños de ovejas en el valle de Hecho sobre su posible presencia, con el fin de que tengan en cuenta tal circunstancia y encierren el ganado por la noche para evitar ataques. "Incluso al ganadero más vulnerable de la zona se le ha facilitado la instalación de un vallado adicional, ya que el suyo era demasiado pequeño para el número de cabezas que maneja en estos momentos. Este vallado ha sido instalado por los miembros de la patrulla oso", ha señalado el Gobierno de Aragón en un comunicado.

Claverina, una de las dos osas liberadas en la última operación de reintroducción de ejemplares por parte de Francia, hibernó en Aragón y luego se pasó a Navarra, donde esta primavera ha demostrado un comportamiento especialmente depredador, con numerosos ataques a rebaños. De ahí que esa Comunidad anunciara la activación del protocolo que permite realizar intervenciones disuasorias, con el fin de cambiar los hábitos de la osa. Entre las medidas previstas está el alejamiento mediante gritos, material pirotécnico, disparos al aire o con balas de goma en los cuartos traseros, y hasta el lanzamiento de piedras y ramas y el uso de cartuchos detonadores.

Los ganaderos ya temían que Claverina estuviera en el Pirineo oscense. "Los navarros nos han dicho que estaba por Candanchú y luego por la Selva de Oza", afirmaba el pasado fin de semana Julio Bóscolo, de familia ganadera y de la Asociación de Criadores de Ovino Ansotano. Respecto a las acciones disuasorias contra los osos problemáticos, señalaba  que "si los navarros espantan a la osa, vendrá aquí, y si la ahuyentamos aquí, volverá a allí". Ahora, los rebaños están subiendo a los prados de verano y los guardas de las patrullas del oso ya les han advertido que tengan cuidado, aseguraba Bóscolo.

El Gobierno de Aragón ha reiterado este martes que la gestión de los riesgos derivados de la presencia de osos en la Comunidad "no puede depender de un sistema de geolocalización con el que no se tiene información en tiempo real de la situación de los animales sino que avisa a posteriori de dónde han estado, y en el que además, la falta de cobertura provoca que en ocasiones se pierda la señal de transmisión, imposibilitando la localización". Además, no todos los ejemplares cuentan con este dispositivo. Es el caso del macho Neré, al que se atribuyen los dos ataques ocurridos esta primavera en el valle de Hecho. 

Etiquetas
Comentarios