Despliega el menú
Huesca

jaca

Jaca vence la batalla a la lluvia en su día grande y vive otro multitudinario Primer Viernes de Mayo

Los cerca de 1.000 jacetanos que actuaron como figurantes sintieron "orgullo y honor".

Un año más, la fiesta del Primer Viernes de Mayo  de Jaca no defraudó. Y eso que la lluvia amenazó con empañarla durante toda la mañana. Pero a pesar de que el primer desfile solo pudo desarrollarse hasta la mitad, al final, y con algunas excepciones, se pudo cumplir el programa.

La conmemoración de la batalla de la Victoria volvió a congregar a miles de personas tanto en los desfiles como en el canto del Himno, que se convirtió una vez más en el acto más multitudinario de este día grande para los jaqueses. La fiesta celebra el triunfo de los jaqueses encabezados por el conde Aznar Galíndez, que encarna Miguel Carasol, sobre las tropas musulmanas.

A pesar de la lluvia, la jornada arrancó pronto para los jaqueses. A las 8.00, la Banda Municipal de Música Santa Orosia tocaba diana por las calles de la ciudad y muchos se dirigieron al Llano de la Victoria, y más concretamente a la explanada situada al lado del cementerio, para cumplir con la tradición de las hogueras y coger fuerzas con un buen almuerzo.

El desfile de las 9.00 pudo salir, pero se tuvo que detener a mitad del trayecto. El cortejo histórico y las escuadras de labradores y artesanos comenzaron la peregrinación a la ermita de Nuestra Señora de la Victoria, donde se celebró una misa presidida por el obispo de Jaca, Julián Ruiz Martorell. Debido a la abundante agua, el desfile y todos los actos posteriores se retrasaron media hora. Así, no fue hasta las 12.30 cuando el conde Aznar Galíndez entraba victorioso en la avenida Regimiento de Galicia, donde le esperaban cientos de jacetanos.

Le siguieron las escuadras de labradores y artesanos y las descargas de trabucos, primero en las escalinatas del paseo de la Constitución, donde se ubica parte del cortejo del conde, y después en la Catedral y el pórtico de la casa consistorial.

Los participantes en el desfile, alrededor de un millar de jacetanos, lamentaron el retraso en la salida, pero finalmente se congratularon de que todo se pudiera desarrollar con normalidad. Sheila Cantón, abanderada de las artesanas, explicó que llevaba muchos años participando en el desfile, tercero como abanderada y este ultimo año como miembro de la Junta Directiva. "Siento responsabilidad, orgullo y satisfacción, sobre todo por unirnos todos para celebrar un día tan importante para Jaca", señaló. También el síndico, Daniel Ventura, destacó la importancia de representar esta figura "una vez en la vida". "Es un honor y una oportunidad única", confesó.

Tras el desfile, el canto del himno fue el momento cúlmen de la jornada, reuniendo a miles de personas en la calle Mayor. Entre las autoridades, además del alcalde Juan Manuel Ramón y miembros de la corporación, estuvieron esta vez las consejeras de Ciudadanía y de Sanidad, María Victoria Broto y Pilar Ventura, además de cargos de varios partidos como la diputadas electas Begoña Nasarre, del PSOE, y Lourdes Guillén, de Ciudadanos.

Etiquetas
Comentarios