Despliega el menú
Huesca

balance 

Aramón vuelve a superar el millón de esquiadores en una campaña marcada por un arranque difícil

El grupo aragonés de la nieve ha batido todos sus registros históricos en febrero y marzo aunque la temporada no pudo comenzar no pudo arrancar en todos los centros a principios de diciembre. 

El grupo Aramón ha superado, por sexto año consecutivo, el millón de esquiadores y lo ha hecho en una temporada marcada por la anómala meteorología. A pesar de las escasas precipitaciones de este invierno,  miles de esquiadores han elegido estos destinos del valle de Tena, del de Benasque y de Teruel haciendo que febrero y marzo hayan presentado los mejores registros históricos.

El grupo aragonés de la nieve despide este domingo una campaña que deja un sabor agridulce debido a los periodos duros del inicio tardío en Formigal-Panticosa y Teruel por un lado, y a la buena afluencia en febrero y marzo que han contribuido a alcanzar esa cifra, por otro. Estos periodos se corresponden con las tres etapas muy diferenciadas que ha marcado la meteorología.

Las inversiones en modernización de las instalaciones, infraestructuras e innivación en los últimos años -23 millones en los últimos cuatros años- se han convertido en grandes aliadas esta temporada, sobre todo en la primera etapa, marcada por un arranque difícil, excepto en Cerler que abrió el 30 de noviembre. Formigal y Valdelinares abrieron el 26 de diciembre, con pocos kilómetros, pero permitiendo a los aficionados disfrutar del esquí en navidad.  

La segunda etapa arrancó con una gran nevada a finales de enero seguida de un anticiclón que se ha prolongado hasta final de marzo, semanas en las que se han registrado datos muy buenos que consolidan la dinámica de aumento de afluencia observada en el último trienio. En este ciclo, en el que se incluyen los meses de febrero y marzo, el grupo ha batido todos sus registros históricos a pesar de que la Semana Santa ha quedado fuera.

Y una tercera, la de abril, en la cual la nieve ha vuelto a hacer acto de presencia justo antes de una Semana Santa tardía que, a pesar de estar animada en los valles y pistas, no puede compararse con las de otros años a finales de marzo o principios de abril.

El modelo 

Aramón ha apostado por un modelo de negocio diversificado donde, alrededor de la actividad puramente deportiva, ha construido un conjunto de experiencias dirigidas a todos los públicos que hacen que sea uno de los destinos preferidos de los aficionados.  Según los últimos estudios -como la realizada por Esade-, cada euro de forfait genera 12 en su entorno.

Deporte y ocio van de la mano en este modelo. Más de cien eventos organizados esta temporada en las estaciones y la posibilidad de elegir entre experiencias tanto en las pistas como fuera de ellas, como por ejemplo Marchica que esta temporada ha celebrado su X aniversario. Sus aficionados han disfrutado del après-ski y de algunas de las experiencias más exclusivas como abrir huella a primera hora, tomar una copa de champán en pistas mientras el sol se esconde tras los tresmiles de Cerler, cenar a 2.000 metros de altitud en una cabaña, de realizar un descenso de antorchas, de realizar un descenso con antiguos trineos de madera o realizar la actividad de Las Mugas de Formigal.  

Etiquetas
Comentarios