Despliega el menú
Huesca

huesca

Bielsa se plantea recurrir la concesión del salto de Barrosa tras la sentencia favorable del Supremo

El alcalde dice que, según la sentencia, la CHE invade competencias porque "ha cedido instalaciones que no son suyas".

Imagen de la central eléctrica de Lafortunada.
Imagen de la central eléctrica de Lafortunada.
Laura Uranga

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que respalda las demandas de los ayuntamientos del Pirineo para recibir beneficios por la reversión de infraestructuras de aprovechamientos hidráulicos fuera del dominio público podría tener consecuencias muy pronto. Y es que Bielsa se plantea recurrir la reciente adjudicación por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) de la concesión de la central de Barrosa si no recibe una compensación por la ocupación del monte público de los canales de distribución.

Hasta ahora, el Plan Hidrológico del Ebro dejaba en manos del Estado las instalaciones de aprovechamiento hidráulico una vez extinguida la concesión a manos privadas, tanto las construidas dentro del dominio público como fuera. Pero la Diputación de Huesca, en nombre de los ayuntamientos de Benabarre, Bielsa, Graus, Laspuña, Panticosa, Plan, San Juan de Plan y Tella-Sin, recurrió este artículo por considerar que vulneraba la autonomía local y que las instalaciones fuera del dominio no podían incorporarse al patrimonio estatal.

Y el alto tribunal ha dado la razón a la DPH remitiéndose a la Ley de Aguas de 2001, que se limita a considerar reversibles para la Administración las obras construidas dentro del dominio público hidráulico. Por ello, considera que el PHE supone una infracción al extender la gratuidad de la reversión a las obras existentes fuera del citado dominio.

El alcalde de Bielsa, Miguel Noguero, valora la sentencia del Supremo "porque por primera vez estamos en la mesa de juego, después de que alguien nos sacara sin motivo, y podremos pasar de la pataleta por habernos quitado los derechos a tener voz y voto", subraya. A su juicio, lo más importante del fallo judicial es que otorga parte de las infraestructuras hidráulicas a los ayuntamientos, que ahora ya tienen derecho a pedir parte de los beneficios de la explotación cuando caduquen las concesiones.

Recientemente, la CHE ha adjudicado los servicios de operación, mantenimiento y gestión de incidencias de la central hidroeléctrica de Barrosa a la empresa Acciona Energía por un importe de 209.126 euros y un plazo de un año. Y el alcalde de Bielsa avisa de que podrían impugnar la licitación "porque están invadiendo competencias municipales dando una concesión de infraestructuras que no son suyas y pasando por encima de la propiedad". No obstante, también se muestra dispuesto a negociar "y si nos valoran nuestras compensaciones por las afecciones que supone esta ocupación del monte público, no habrá problema", asegura.

Miguel Noguero confía en que la CHE "mueva ficha" pronto para determinar los porcentajes de esos beneficios y recuerda que los ayuntamientos ya han hecho ese trabajo porque en su día encargaron a una consultora que delimitara las instalaciones que estaban dentro y fuera del dominio público hidráulico.

"Un paso muy importante", para el alcalde de Tella-Sin

Similar es la postura de Feliciano Sesé, alcalde de Tella-Sin, otro de los municipios afectados por la sentencia ya que cuenta con el salto eléctrico de Lafortunada-Cinqueta, que caducó en el año 2015. A su juicio, esta primera batalla judicial por las reversiones ganada en el Tribunal Supremo "es un paso muy importante porque es razonable que cuando caduque una concesión, los terrenos sigan siendo monte público y reconozcan un porcentaje de los beneficios para el territorio". E insiste en reivindicar compensaciones "porque una explotación de este tipo genera muchas afecciones y un gran impacto".

Etiquetas
Comentarios