Despliega el menú
Huesca

CONFLICTO POR LOS BIENES

Lérida trasladará una pieza del litigio amenazada por las termitas

El retablo de Sant Llorenç, procedente de la iglesia de Algayón (Tamarite de Litera), se llevará al Museo de Lérida.

Retablo de San Blas, procedente de la iglesia de Algayón, en Tamarite de Litera.
Retablo de San Blas, procedente de la iglesia de Algayón, en su actual ubicación en un templo de Lérida..
Itmar Fabregat/Segre

El obispado de Lérida trasladará el retablo de San Blas, procedente de una parroquia aragonesa, desde la iglesia donde actualmente se custodia al Museo Diocesano para preservarlo de las termitas. La decisión de cambiarlo de ubicación ha sido contestada desde Aragón, ya que es una de las piezas en litigio, objeto de la demanda judicial del obispado Barbastro-Monzón, con el que no se ha consultado previamente. Además, la presencia de la obra de arte en una iglesia, fuera del Museo, echa por tierra la tesis del obispo ilerdense, Salvador Giménez, de que no puede devolver lo que le reclama Aragón porque están bajo la potestad del consorcio del centro cultural. 

También se teme por su estado de conservación. Según publica el diario Segre, la decisión de cambiar de ubicación la pieza, cedida en depósito a la iglesia de San Lorenzo en 1940, fue tomada tras detectar la presencia de termitas en el interior del templo románico. El rector de la parroquia explicó a ese medio que se llamó a una empresa exterminadora de plagas, "pero no podemos confiarnos porque a las termitas les encanta la humedad y en nuestra parroquia se encuentran como si estuvieran en su hábitat natural".

Imagen de la tabla de San Blas.
Detalle de la imagen de la tabla de San Blas.
Heraldo

La pintura, de estilo gótico, data de 1450. Perteneció a un retablo más amplio en el que ocupaba la parte central. San Blas obispo aparece sentado en un trono. Procede de la iglesia de Algayón (Tamarite de Litera) y pertenece al obispado Barbastro-Monzón. Lérida discrepó porque dijo que fue una donación del párroco de Algayón, pero el juez desestimó la donación puesto que ningún párroco está autorizado a ceder objetos de la parroquia sin expresa autorización de su obispo. La tabla se trasladó a Lérida en 1903 o 1904. En los años 40 del pasado siglo se colocó en la capilla de la iglesia de San Lorenzo de Lérida, en la que se encuentra actualmente. 

La intención del obispado de Lérida es que una vez en el museo se ponga en manos de expertos en reproducción para confeccionar una copia que será la que se exhiba en la iglesia. 

El retablo es una de las 111 obras de arte en litigio. Forma parte de la demanda presentada por el obispado Barbastro-Monzón contra el de Lérida para recuperarlas. El juicio se celebrará el próximo mes de mayo. El abogado de la diócesis aragonesa, Joaquín Guerrero, ha mostrado su preocupación por si la obra ha podido sufrir algún daño. Ha dicho que Lérida "deberá responder de cualquier desperfecto, y reclamaremos si lo hay".

Pero en su opinión, este caso demuestra que el obispo ilerdense no dice la verdad. Salvador Giménez ha reconocido la propiedad aragonesa de las obras de arte, pero ha justificado que no las puede devolver porque están depositadas en el Museo de Lérida, gestionado por un consorcio que no acepta la salida de las mismas. "Ahora vemos que por lo menos hay un bien que no está en el Museo sino en una iglesia y que podría devolverlo ya", ha declarado. De momento no se plantea tomar ninguna acción ante el juzgado de instrucción número 1 de Barbastro que lleva la demanda. "Antes debo hablar con el obispo", ha aclarado. Fuentes jurídicas cuestionan que se pueda mover una pieza objeto de un litigio sin un permiso previo del juez   

Etiquetas
Comentarios