Despliega el menú
Huesca

huesca

El permiso ambiental obliga a Fomento a iniciar la variante de Sabiñánigo antes de final de año

Ha acelerado las expropiaciones pero aún le falta licitar las obras, que tenían solo 3 millones reservados en los Presupuestos Generales de 2018

La variante pasará por esta zona, por detrás de la actual carretera N-330
La variante pasará por esta zona, por detrás de la actual carretera N-330
Laura Zamboraín

Dieciocho años después de que se redactara el estudio informativo de la variante de Sabiñánigo (A-23), los trabajos todavía no han arrancado. Al parón que trajo la crisis, se unió un retraso añadido de seis años por tener que modificar parte del trazado para evitar los terrenos contaminados por el lindano. Sin embargo, el Ministerio de Fomento parece haber acelerado por fin los trámites para iniciar las obras ante el riesgo de que caduque la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a finales de año, lo que paralizaría el proyecto de nuevo.

La Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón acaba de declarar la expropiación forzosa urgente de los bienes afectados por la ejecución de este tramo de la autovía (Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste) que tendrá 8,6 kilómetros de longitud (incluido un viaducto de 936 metros que salva los ríos Gállego y Aurín) y un presupuesto de licitación de más de 91 millones de euros.

Fomento justifica la urgencia recalcando que a finales de año se cumple la vigencia de una de las declaraciones en las que se apoya el proyecto, "plazo que se detendría con el comienzo de las obras", avisa. En concreto, corre riesgo el permiso ambiental de la última modificación del trazado, aprobada el 30 de noviembre de 2015. La ley otorga una vigencia de dos años con posibilidad de prórroga de otros dos, por lo que expira antes de diciembre.

Además, confirma que a lo largo de este año se van a abrir los tres tramos del puerto de Monrepós en la A-23 (Congosto del Isuela-Arguis, Alto de Monrepós-Caldearenas y Caldearenas-Lanave), así como otros dos de la A-21 (Jaca-Santa Cilia y Santa Cilia-Puente La Reina). Y que en el actual tramo de la N-330 existen "intersecciones peligrosas" que registran accidentes, en algún caso con víctimas mortales, como el cruce de Aurín, por lo que "es importante liberar esta carretera convencional del tráfico de largo recorrido", subraya.

El Ministerio quiere adelantar los trámites para poder acometer la construcción "con la máxima rapidez posible". Para ello, Hacienda también tendrá que autorizar excepcionalmente a Fomento que pueda gastar los 3 millones de euros consignados en los PGE de 2018 ya que, al estar prorrogados, sin este permiso especial no puede licitar nuevas obras.

El Gobierno quiere utilizar este mismo procedimiento especial para poder sacar a concurso "en las próximas semanas" la variante de Jaca, como confirmaron recientemente desde el PSOE. Para este solo había consignado un millón de euros en los PGE. El mismo camino podría seguir el tramo Puente La Reina-límite con la provincia de Zaragoza, que contaba con una dotación reservada de 8 millones. Son los únicos tramos de las autovías del Pirineo que todavía están sin obras, junto con el Lanave-embalse de Jabarrella-Sabiñánigo, pero este último va más retrasado ya que el proyecto aún está en redacción.

La variante de Sabiñánigo ha sufrido varias modificaciones desde el primer estudio inicial. En 2003 se aprobó un primer recorrido incluyendo ya las alegaciones del Ayuntamiento y la Mancomunidad del Alto Gállego para reordenar los accesos y crear vías de servicio. Posteriormente, el Consistorio, de nuevo, y el Grupo Aragonesas pidieron alejar el trazado para evitar la afección a los terrenos industriales y que discurriera el norte de Aurín, por lo que se aprobó un segundo recorrido en 2010.

Y cuando ya estaba en fase de redacción, la CHE y de la dirección general de Calidad Ambiental y Cambio Climático del Gobierno de Aragón alertaron del problema que podía suponer las obras sobre el embalse de Sabiñánigo, donde había restos de lindano. Por ello, en 2015 se volvió a ajustar el trazado en un tramo de 3 km que tuvo que ser sometido a una nueva declaración ambiental. Tras introducir una pequeña modificación sobre un nuevo ramal de enlace, el proyecto fue definitivamente aprobado el pasado 18 de octubre de 2018.

Etiquetas
Comentarios