Huesca

Comienza el trámite administrativo para declarar BIC la iglesia templaria de Cofita

El templo fue desacralizado por el Obispado de Barbastro - Monzón y cedido por 40 años a la Comarca del Cinca Medio. Hasta la fecha ha permanecido cerrado dado su mal estado y sólo se han acometido intervenciones para preservar los elementos estructurales.

José Ángel Solans y Miguel Aso, vicepresidente y presidente de la Comarca del Cinca Medio, en la visita a las pinturas de Cofita.
José Luis Pano

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón se ha dirigido por escrito a la Comarca de Cinca Medio para comunicarle que en breve se publicará en el BOA el inicio del expediente para que sea declarada la Iglesia de Santa María Magdalena de Cofita como Bien de Interés Cultural (BIC) en su categoría de monumento. La iglesia románica de Cofita data del siglo XII, fue construida por los templarios de la encomienda de Monzón. Los caballeros templarios adornaron los muros exteriores con grabados alusivos a la Orden del Temple, pero hasta este pasado año no se supo que también varios frescos de la iglesia fueron adornados con pinturas, como sacaron a la luz varias catas realizadas. Es precisamente esta pintura lo que le da especial singularidad a la iglesia de Santa María de Magdalena ya que son escasas los templos que conservan pinturas templarias. Si bien todavía resta los informes finales para determinar la naturaleza de estas pinturas, pero según los análisis de los expertos en patrimonio que realizaron la cata todo apunta a que se trataría de frescos murales de origen románico.

El templo fue desacralizado por el Obispado de Barbastro - Monzón y cedido por 40 años a la Comarca del Cinca Medio. Hasta la fecha ha permanecido cerrado dado su mal estado y sólo se han acometido intervenciones para preservar los elementos estructurales.

El presidente comarcal, Miguel Aso, expresaba su satisfacción ya que "en breves fechas se procederá a la publicación en el BOA por el que se abrirá el periodo de información pública, en el que durante el plazo de un mes se podrá consultar el expediente en la Dirección General de Cultura y Patrimonio y alegar lo que se estime oportuno. Por fin comenzaremos a dar pasos necesarios para avanzar en poner en valor esta joya que tenemos en la comarca”. El plazo máximo para resolver este tipo de expedientes, una vez iniciado, es de unos 18 meses.

Desde Comarca se valora que este hecho respalda la petición que formulamos para solicitar la catalogación del Bien y pone en valor el trabajo que como entidad se ha venido realizando para documentar el conjunto mural medieval aparecido recientemente, que sin lugar a dudas por su singularidad y antigüedad merece ser catalogado y es el principal foco de interés de este monumento histórico, mural que una vez pueda ser restaurado en su integridad debiera permitir definir la naturaleza del conjunto pictórico y su significado. Aso ahondaba en que “hay que agradecer a la Dirección General de Cultura y Patrimonio el trabajo realizado, la disponibilidad de sus técnicos con la Comarca y que hayan tomado el interés preciso en la declaración de este monumento como BIC pues, más allá del interés turístico que lo relaciona con templario, aporta más historia y encanto a una Comarca que como la del Cinca Medio, es ya rica de por sí”.

“Desde el ente supramunicipal se destaca que en los últimos meses, con las catas, prospecciones realizadas y documentación realizada desde el Servicio de Patrimonio comarcal, la empresa contratada y los técnicos de DGA hemos trabajado para que sea declarado BIC y podamos de inmediato participar en la restauración en proyectos subvencionados a nivel del Estado y de la DGA, algo que hasta la fecha no era posible y cuya puerta por fin abrimos”, concluye el vicepresidente José Ángel Solans.

Etiquetas
Comentarios