Despliega el menú
Huesca

Una promotora impulsa una urbanización con 172 viviendas de alto nivel y un lago de pesca en Biescas

El Ayuntamiento ve con buenos ojos el proyecto, que retomaría el desarrollo de la zona donde se planteó en su día un campo de golf y 205 casas pero que se frustró

Recreación de la urbanización, con una extensión de 57 hectáreas y ubicada a 1,5 kilómetros de Biescas, muy cerca de Orós Alto
Recreación de la urbanización, con una extensión de 57 hectáreas y ubicada a 1,5 kilómetros de Biescas, muy cerca de Orós Alto
Ayuntamiento de Biescas

La promotora privada Gestión Urbanística Lobe S. L. ha presentado un proyecto para retomar el desarrollo de la zona conocida como ‘Glera del Sía’ en Biescas, donde hace casi dos décadas ya se planteó la construcción de un campo de golf y 205 viviendas (se rebajó de las 1.140 iniciales). Ahora ha cambiado el planteamiento y la idea es levantar una urbanización turística de segunda residencia formada por 172 viviendas de alto nivel y equipamientos deportivos, incluyendo un gran lago artificial para pesca, además de un puente sobre el río Gállego. Los terrenos tiene una superficie de 57 hectáreas y el 60% serían cedidas al Ayuntamiento de Biescas.

El plan parcial acaba de salir a información pública durante un mes para que los afectados puedan presentar sus consideraciones sobre la necesidad de someter el proyecto al procedimiento de evaluación ambiental. Posteriormente serán necesarios otros informes que deberán pasar también por el pleno de Biescas.

Los terrenos de 574.642,80 metros cuadrados se encuentran a 1,5 kilómetros del núcleo urbano, casi colindantes con Orós Alto. Están limitados al norte por el camino que desde la carretera de Orós Alto conduce a la de Yésero, al sur por el camino perimetral a la Glera del Sía, al este por la carretera a Yésero y al oeste con la carretera de acceso a Orós Alto y la denominada acequia de San Cristóbal.

El objetivo del proyecto, como refleja el documento ambiental, es "mejorar la calidad del territorio de Biescas y su oferta como núcleo motriz de un turismo de calidad en el valle de Tena".

Los terrenos de la ‘Glera del Sía’ eran originariamente propiedad del Ayuntamiento, pero los vendió con la condición de construir un campo de golf y equipamientos, así como un puente sobre el río Gállego que ahora también está planteado y del que ya se cuenta con un proyecto.

La empresa Nyesa, S. L. (Naturaleza y Espacio) compró los suelos para el proyecto del campo del golf, pero al final se desechó. La Comisión de Ordenación del Territorio informó desfavorablemente el plan debido al riesgo de inundabilidad. Luego pasaron a ser propiedad de un banco (Caja de Ahorros del Mediterráneo) y posteriormente fueron adquiridos por la empresa Lobe, actual propietaria y promotora.

El proyecto del campo de golf "estuvo muchos años dando vueltas, se pidieron muchas modificaciones, informes ambientales que no terminaban de encajar y al final se abandonó", explica Luis Estaún, alcalde de Biescas. Cuando se planteó la primera idea no existían este tipo de instalaciones deportivas ni en Jaca ni en Sabiñánigo (luego se construyeron las de Badagüás y Las Margas), "pero ahora ya se ha visto que no tendría sentido hacer otro tan próximo", añade.

El PGOU obligaba a garantizar un uso principal deportivo en el que se apoyara las unidades residenciales. Y el nuevo promotor planteó otro distinto al golf que fuera considerado viable por la Corporación Municipal: un estanque para el uso de pesca deportiva a la derecha del canal del Sía. Esta propuesta se complementa con una reserva de suelo para la implantación de un gran equipamiento deportivo y de otros usos y de una parcela con usos lucrativos distintos al residencial y al industrial, que serían puestas a disposición del Ayuntamiento "para darles el destino que, dentro de las posibilidades permitidas, crea conveniente".

Entre las tres alternativas propuestas, la promotora opta por una que contempla un área de conservación natural de 25 hectáreas, una zona residencial de unas 14 (incluyendo zonas verdes, dotaciones y viarios), 10 para un equipamiento de reserva y otros usos y un lago deportivo de pesca de 2,7, entre otros espacios.

La urbanización se ha diseñado no como una suma de viviendas unifamiliares dispersas, sino con la idea de crear una especie de "vecindario tipo pueblo" en el que estén integradas para optimizar los recursos. Además, se incluirían una piscina, pista de tenis, de pádel y juegos infantiles.

"Una magnitud asumible"

Consideran que la capacidad máxima planteada de 172 viviendas es "una magnitud asumible por la eventual demanda del polo de atracción que supone el valle de Tena". Entre 2004 y 2007, antes de la crisis, se realizaron 612 compraventas en Biescas, y entre 2008 y 2017 otras 365, destacan.

El proyecto prevé unidades de entre 5 y 23 viviendas y diversas variantes constructivas de baja densidad (unifamiliar aislada, pareada y en hilera, o vivienda colectiva de baja altura y espacios libres mancomunados) "para adaptarse a las preferencias cambiantes de los consumidores de segunda residencia", explican.

Este nuevo proyecto, a priori, ha sido bien acogido por parte del alcalde, que no obstante recalca que aún se encuentra en una primera fase de la tramitación. "Se ha sometido a evaluación ambiental y ahora tiene que superar una serie de informes sectoriales y la propia evaluación para ver si es viable antes de adoptar ninguna decisión por parte del Ayuntamiento", subraya Luis Estaún.

Etiquetas
Comentarios