Huesca

El PP de Huesca alerta del riesgo de bloqueo de cuatro tramos de autovías por no haberlos licitado en 2018

La diputada Ana Alós denuncia que la inversión en grandes infraestructuras en la provincia baja de 116 a 96 millones de euros

El PP denuncia que de los 75 millones consignados para la A-23, 56 van para un solo tramo (Congosto del Isuela-Arguis)
Pablo Segura

Tres obras pendientes de la autovía A-23 (variante sur de Huesca y los dos tramos entre Lanave y Sabiñänigo), la variante de Jaca (A-21) y la mejora de los túneles de Balupor-Fiscal (N-260) podrían quedarse bloqueados durante un año si el Gobierno de Pedro Sánchez no logra sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2019 al no haberlos licitado el año pasado pese a que había partidas para ello. Así lo ha denunciado este jueves la diputada del PP en el Congreso por Huesca, Ana Alós, que ha comparecido junto a sus compañeros en el Senado, Antonio Romero y Antonio Villacampa, para hacer una valoración de la propuesta de PGE presentada por el PSOE.

Alós ha criticado que la inversión en grandes infraestructuras carreteras y de ferrocarril de la provincia de Huesca baja en estas cuentas baja más de un 20%, pasando de 116 millones presupuestados en 2018 a los 96 de este año. “El PSOE no puede presumir de estas cuentas porque se ralentizan obras y se han puesto en peligro otras por no licitar los proyectos previstos”, ha manifestado.

Desde el PP han explicado que, por ejemplo, de los 75 millones consignados para la A-23 (Huesca-Jaca), 56 de ellos están comprometidos para pagar el tramo Congosto del Isuela-Arguis, que fue adjudicado por el método alemán, que consiste en que la Administración paga el coste íntegro a la conclusión de las obras. Por ello, solo habrá 20 millones para el resto de tramos con partidas casi simbólicas para Lanave-Embalse de Jabarrella-Sabiñánigo (100.000 euros) o la variante de Sabiñánigo (2 millones). Dos proyectos que, a su juicio, se podrían haber licitado el año pasado porque contaban con 6 y 3 millones de euros presupuestados, respectivamente.

Mientras, en la A-21, los populares advierten de la ralentización que sufren los tramos Enlace Sigüés-Tiermas (baja de 19 a 7 millones), Jaca-Santa Cilia (de 10,2 millones a 959.000 euros) o Puente La Reina-Fago (de 20 millones a solo 2). Además, para la variante de Jaca solo se ha reservado un millón de euros frente a los 25 que contemplaba la inversión plurianual.

Alós ha reconocido que al menos la mejora entre el Congosto del Ventamillo y Campo (N-260) se ha podido licitar “por los pelos”. No obstante, ha criticado la caída de las partidas previstas ya que de los 8,9 millones que se reservaron en 2018 se pasa a solo uno en 2019. “Es el ejemplo más clamoroso de la reducción de inversiones”, ha recalcado. También ha denunciado la escasa partida que hay para la variante sur de Huesca ya que solo se contempla una partida de 100.000 euros.

Para el PP, estos Presupuestos Generales del Estado “son malos porque perjudican la economía ya que son una enmienda a la totalidad de las políticas de Rajoy”. En este sentido, han censurado especialmente el aumento de impuestos y han asegurado que las medidas sociales que ‘vende’ el Gobierno del PSOE estaban aprobadas ya por los populares en sus presupuestos. Además, consideran que son “inasumibles” porque, según ellos, “benefician a unas comunidades frente a otras y la prueba es que las inversiones aumentan en Aragón un 4% y en Cataluña lo hace un 60%”.

Etiquetas
Comentarios