Despliega el menú
Huesca

El fuerte viento dificulta el rescate de dos montañeros franceses que pasaron la noche a la intemperie

La Guardia Civil tuvo que posponer las labores de auxilio hasta este domingo por la mañana por la dificultad que entrañaba la operación nocturna. Además, evacuó a dos personas más el sábado con lesiones

El helicóptero de la Guardia Civil ha intervenido en tres rescates de montaña este puente
El fuerte viento dificulta el rescate de dos montañeros franceses que pasaron la noche a la intemperie
Rafael Gobantes

Especialistas de la Guardia Civil han auxiliado este domingo a dos montañeros franceses de 24 años que se habían extraviado en el pico Llosa, en Seira, y que han tenido que pasar la noche a la intemperie por la peligrosidad que entrañaba el rescate. En el puente se han realizado otras dos intervenciones.

El aviso llegó el sábado, sobre las 18.15, informando de que un hombre y una mujer de nacionalidad francesa se encontraban desorientados durante el descenso del pico Llosa y creían estar en una zona cercana a Punta Alta. Tras aportan unas coordenadas de GPS aproximadas, se dirigieron al lugar especialistas de montaña de la Guardia Civil de Benasque en vehículo oficial. Al llegar el punto indicado por el GPS, no estaban los montañeros por lo que continuaron la búsqueda por las proximidades.

En un momento dado vieron luces y escucharon voces en una zona muy escarpada de piedra descompuesta y de difícil acceso. Pero tras realizar varios intentos de aproximación y comprobar que era muy peligroso el acceso, ya que los montañeros se encontraban en una zona de piedras sueltas, y  dado que tenían material para pasar la noche y la climatología no era mala, los especialistas de la Guardia Civil decidieron suspender el rescate para regresar con las primeras horas del día con la ayuda del helicóptero.

Así, por la mañana el helicóptero se dirigió a la zona con personal del Greim de Benasque y un médico de 061, consiguiendo localizar a los enriscados en el espolón de la cara este de Punta Alta en el pico Llosa. Pese a tratarse de una zona de piedra suelta donde era muy complicado avanzar y al fuerte viento, los pilotos consiguieron realizar un apoyo parcial para dejar a los especialistas de montaña, que aseguraron a los montañeros y los llevaron hasta un lugar más seguro para ser recogidos por la aeronave.  La maniobra resultó "bastante comprometida", según la Guardia Civil, por las fuertes rachas de viento que había en la zona. Tras recogerles y comprobar que estaban en perfecto estado fueron trasladados a la helisuperficie de Benasque.

Además, el sábado también fue rescatada una montañera que sufrió una fractura de muñeca tras tropezar cuando se dirigía desde el refugio de Bachimaña hacía los Ibones Azules. Intervinieron el Ereim de Panticosa, el helicóptero y un médico de 061. La accidentada era una vecina de Valencia que fue trasladada hasta Panticosa y de allí en ambulancia al hospital de Jaca.

Además, el Greim de Benasque auxilió a última hora del sábado a un senderista que se había lesionado un tobillo en las cercanías de la ermita de la Virgen de Sis (Beranuy). Tras localizarlo se le inmovilizó el tobillo y fue trasladado en camilla hasta la localidad de Pardinella y de allí al hospital de Barbastro. El herido era un hombre de 68 años, natural de Alemania.

Etiquetas
Comentarios