Despliega el menú
Huesca

Jánovas recupera la propiedad de puentes, plazas y fuentes

La compañía eléctrica y el Ayuntamiento de Fiscal firman el traspaso de 49 propiedades municipales, una década después de iniciarse el proceso para la reversión de los bienes expropiados por el embalse

Uno de los bienes traspasados es el puente colgante sobre el río Ara
Uno de los bienes traspasados es el puente colgante sobre el río Ara
Rafael Gobantes

El puente colgante de Jánovas, las iglesias o el frontón han dejado de pertenecer a Endesa y ya son propiedad del Ayuntamiento de Fiscal. Este miércoles se ha trasferido la titularidad efectiva de medio centenar de inmuebles que en su día fueron expropiados para la construcción del embalse y que desde 2008 estaban en proceso de reversión al descartarse el proyecto del salto hidroeléctrico. Endesa, heredera de los derechos de Iberduero sobre esos bienes, y el Ayuntamiento han formalizado en una escritura pública la reversión de los terrenos de titularidad municipal.

De esta forma, la corporación local podrá incorporar a su inventario un conjunto de 49 inmuebles con características singulares (en total más de 65 hectáreas), que incluyen plazas, fuentes, lavaderos, abrevaderos y pontones, así como caminos de acceso y salida de los núcleos de Jánovas, Lavelilla y Lacort (hoy integrados en el municipio de Fiscal). Endesa ha destacado que de esta forma “se facilitará las labores de reconstrucción, acceso y disfrute” de esas localidades que quedaron vacías por la amenaza del embalse.

Se cierran así dos de los expedientes de reversión más importantes que existían en este procedimiento iniciado en el año 2008, después de que el Ministerio de Medio Ambiente declarara formalmente extinguido el derecho del aprovechamiento hidroeléctrico de Jánovas. Los terrenos fueron expropiados por Iberduero a partir de la década de los años 50 para la construcción del embalse y el último habitantes se marchó del Jánovas en los años 80.

Según Endesa, “esta firma supone un espaldarazo definitivo” a todo el proceso de recuperación de los bienes expropiados gracias a la implicación del Ayuntamiento, Confederación Hidrográfica del Ebro, Gobierno de Aragón y la compañía eléctrica.

"Como Ayuntamiento, hemos cumplido con nuestra obligación de recuperar los bienes comunes del territorio afectado por el embalse. Era una tarea pendiente", ha declarado por su parte el alcalde, Manuel Larrosa, satisfecho con el acuerdo. El representante municipal ha agradecido el esfuerzo del departamento de Desarrollo Rural, a través del Instituto Aragonés del Agua, que ha subvencionado los casi 60.000 euros pagados para recuperar las propiedades. También la labor de los trabajadores del Ayuntamiento, de la Confederación Hidrográfica del Ebro y del departamento de Patrimonio de Endesa, ya que no eran trámites fáciles. "Son procesos a ciegas porque no se conoce otro caso en este país de reversión de lo expropiado hace 60 años. Volver a encajar las fincas en el registro, por ejemplo, ha llevado un trabajo tremendo".

El puente colgante sobre el río Ara

El dinero abonado corresponde a dos traspasos. En el primero se recuperaron los bienes de las ventas voluntarias realizadas en su día por el municipio a la compañía eléctrica. Entre ellos estaban las escuelas, edificios públicos y terrenos. El que se ha firmado ahora se refiere a los de expropiación forzosa, los situados bajo la cota del embalse. Destacan, por ejemplo, el frontón o el puente colgante de Jánovas, además de las calles y otras infraestructuras. 

El puente sobre el Ara es la única conexión del pueblo con la carretera nacional (aparte de un paso provisional sobre el río habilitado por la CHE). Su imagen está asociada al abandono forzado por la amenaza del pantano, y desde 2017 goza de una figura de protección, el de Bien de Interés Cultural, dada la singularidad de su estructura. Es uno de los pocos que conserva elementos originales, en concreto el cableado de 1881, el año de su construcción. Según la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la DGA, puede considerarse "el único puente colgante del siglo XIX que se mantiene en España y en los países del entorno y que conserva sus elementos estructurales originales, incluido el singular sistema de cables formados por alambres paralelos".

Los bienes de la iglesia

Este miércoles también se ha firmado el traspaso del patrimonio eclesiástico. El Ayuntamiento se ha hecho cargo de la abadía de Jánovas y de las iglesias de los pueblos, además de unas fincas. "La diócesis ha renunciado a la reversión. Entiendo que ya tienen bastantes edificios por recuperar como para asumir otros. Pero como ayuntamiento es nuestra obligación porque no dejan de ser bienes comunes y debemos garantizar que en el futuro tengan un uso común", ha explicado el alcalde.

Endesa devuelve las fuentes, plazas y caminos de Jánovas

Precisamente estos días, más de 30 años después de que los últimos habitantes de Jánovas fueran forzados a abandonar el pueblo, han comenzado las obras de urbanización de algunas de sus calles, en paralelo a la reconstrucción de varias de las casas devueltas a sus antiguos propietarios. Las zanjas abiertas en este núcleo del municipio de Fiscal demuestran que el proceso de recuperación sigue adelante. En una primera fase, y gracias a una subvención del Gobierno de Aragón, se harán la calle principal, la de San Roque, y dos adyacentes, con redes subterráneas de agua, saneamiento y electricidad. Los cables se tenderán bajo tierra, de forma que no quedará ninguno a la vista.

Etiquetas
Comentarios