Despliega el menú
Huesca

El relicario y la cuna de plata recuperados en Cataluña vuelven a Sijena

El monasterio recibirá este miércoles las dos piezas, que se incorporarán a su exposición, coincidiendo con el final de las obras.

La cuna del plata del belén del monasterio
La cuna del plata del belén del monasterio está depositada en el Museo de Zaragoza
Heraldo.es

El monasterio de Sijena sumará dos nuevas piezas a su exposición: la cuna de plata, que fue interceptada en una subasta organizada en Barcelona y que está depositada en el Museo de Zaragoza, y el relicario de Santa Waldesca, que fue localizado en Tarragona y que está en una caja fuerte del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena.

Las dos obras volverán a su lugar de origen este miércoles 21 de noviembre, con la presencia de la consejera aragonesa de Cultura, Mayte Pérez, y el alcalde del municipio monegrino, Alfonso Salillas. El acto coincidirá además con el final de las obras llevadas a cabo en el monasterio, donde ha sido instalado el sistema definitivo de climatización de la sala capitular y además, mejorados los accesos a la sala de los antiguos dormitorios, donde se muestran gran parte de los 95 bienes recuperados.

Hasta su reciente aparición, Aragón desconocía el paradero de la cuna y el relicario, que, de confirmarse lo previsto, se expondrán en la capilla barroca de la sala capitular, según explicó Salillas. El primer edil se muestra «muy satisfecho» con la exhibición de ambas obras, que, según señala, «tienen una gran significado dentro de esta larga lucha por recuperar nuestro patrimonio», especialmente el relicario de Santa Waldesca, la primera pieza del tesoro artístico del cenobio en regresar de Cataluña.

La presentación oficial tuvo lugar en diciembre de 2012, más de dos años después de su localización, gracias a una vecina de Villanueva de Sijena, María Teresa Bruned, que reconoció el relicario entre las piezas que un grupo de ladrones había sustraído en la mansión Casa Grau, propiedad del coleccionista Lorenzo Grau y ubicada en Riudecols (Tarragona), y que fue recuperado por los Mossos d’Esquadra. Salillas recuerda con «emoción» la recuperación de la obra, cuyo litigio fue llevado por la vía administrativa.

Por su parte, la cuna de plata, que formaba parte de un valioso belén, fue interceptada en enero de 2016, cuando iba a ser subastada en la sala Sedart de Barcelona. Tras identificarla, Aragón reclamó su vuelta y y en tan solo unos meses, la Justicia reconoció como su legítimo propietario al monasterio monegrino. La pieza está fechada entre finales del siglo XVI y principios del XVII.

Según el alcalde, la cuna formaba parte de las 117 piezas que la última priora de Sijena, Angelita Opi, depositó en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en 1972, dos años antes de su fallecimiento, al ver que le desaparecían algunos de los objetos que había trasladado del cenobio monegrino al monasterio del barrio Bonanova de Barcelona. La incógnita está en saber de qué forma la pieza salió del MNAC y acabó en manos privadas.

Etiquetas
Comentarios