Despliega el menú
Huesca

Doble protesta de Plasencia del Monte por la falta de agua potable y las carencias del tren

Casi todos los vecinos de esta pequeña localidad viajaron este sábado a Canfranc como lugar simbólico para mostrar sus reivindicaciones

Foto de familia de los vecinos con las pancartas de protesta en el apeadero de Plasencia del Monte
Foto de familia de los vecinos con las pancartas de protesta en el apeadero de Plasencia del Monte
Rubén Tejada

Sesenta de los cerca de ochenta vecinos de Plasencia del Monte, pueblo situado a 15 kilómetros de Huesca, se subieron este sábado en tren a Canfranc como lugar simbólico para escenificar una doble reivindicación: una solución a la falta de agua potable que sufren desde hace más de un año por la contaminación de nitratos; y mejoras ferroviarias no solo para los usuarios del tren sino especialmente para Harineras Villamayor, que reclama la reapertura del apartadero para las mercancías.

Los participantes en la protesta viajaron en el Canfranero desde el apeadero del pueblo, donde esperaron al tren con pancartas como ‘Agua para Plasencia, es nuestra existencia’ o ‘La desatención genera despoblación’.

Según explicó el presidente de la asociación de vecinos, Rubén Tejada, el principal objetivo de esta movilización era denunciar que desde hace más de un año no pueden beber agua del grifo ni usarla para cocinar ya que en septiembre de 2017 se declaró no apta para el consumo por exceso de nitratos. Tras una protesta organizada en agosto, lograron que en 24 horas les instalaran dos depósitos que rellenan periódicamente los bomberos, pero dicen que la solución "ha llegado tarde y mal porque es como volver a los años 30". La última propuesta es un aparato de osmosis que genere una fuente de agua limpia "pero habrá que ir a buscarla con garrafas con lo que no dejará de ser otro parche", se queja.

Pese a que se llegue a resolver el problema con una red de abastecimiento de agua potable, Rubén Tejada advierte de que "seguirá habiendo un problema de modelo agroganadero y de contaminación de los acuíferos". Por ello, reclaman estudios y medidas para prevenirla «y que los purines no sean un vertido sino un abono». Unos planteamientos que trasladarán el próximo martes a las Cortes de Aragón en una comparecencia ciudadana.

Los vecinos también apoyan la petición que han hecho desde Harineras Villamayor para volver a habilitar el apartadero de mercancías "porque supondría no solo un beneficio logístico para el polígono industrial, sino también medioambiental al reducir el movimiento de camiones".

Por otra parte, los vecinos también aprovecharon la movilización para denunciar la "desatención" por parte del Ayuntamiento de La Sotonera para mantener "dignamente" espacios e infraestructuras públicas.

Etiquetas
Comentarios