Despliega el menú
Huesca

Los vecinos de Plasencia del Monte llevan un año sin beber agua del grifo

Denuncian que  no es apta para el consumo por nitratos y han convocado una protesta ante el Ayuntamiento.

El presidente de la Asociación de Vecinos, Rubén Tejada, junto a la fuente próxima al parque infantil.
El presidente de la Asociación de Vecinos, Rubén Tejada, junto a la fuente próxima al parque infantil.
Rafael Gobantes

Llevan casi un año esperando y han decidido pasar a la acción. Los vecinos de Plasencia del Monte, población perteneciente al municipio de La Sotonera, han convocado una protesta ante el Ayuntamiento para que el alcalde atienda sus peticiones. El próximo día 30 acudirán hasta Bolea (19.00), donde está la sede municipal, para reclamar que se ponga freno al deterioro que, según dicen, sufre la localidad, empezando por el agua de boca.

Rubén Tejada, presidente de la Asociación de Vecinos de Plasencia, denuncia que desde septiembre de 2017, el agua que llega a los grifos de las viviendas no es apta para el consumo por la presencia de nitratos y no se puede utilizar para beber ni para cocinar. «El pueblo se abastece de acuíferos donde se filtran los abonos de los campos y de ahí la contaminación por esta sustancia», apunta. Según dice, el problema se arrastra desde hace años y no se ha adoptado ninguna determinación definitiva. De forma periódica y mediante bandos del alcalde se comunica la situación del agua tras los análisis.

El último de estos bandos es de mayo y en él se indica que «existe un nivel de nitratos superior al parámetro permitido, por lo que se considera que el agua no es apta para el consumo». Asimismo, se informa de que se siguen manteniendo reuniones con el Instituto Aragonés del Agua «ante la dificultad que comporta el poder ofrecer una solución inmediata y definitiva».

Tejada indica que desde septiembre del año pasado los vecinos consumen agua embotellada. Esto conlleva «un gasto económico importante y una logística complicada, sobre todo para la gente mayor que carece de medios de transporte», apunta el portavoz vecinal. Los afectados consideran que si la solución definitiva es difícil habrá que encontrar una medida a corto plazo como «abastecer periódicamente de agua potable al pueblo con camiones cisterna o rellenando el depósito».

El presidente de la asociación de vecinos recuerda que «el canon del consumo de agua se sigue pagando». Además, añade, este problema también repercute en los visitantes que pasan por el pueblo, «en especial en los ciclistas, que utilizan la fuente situada a la entrada para rellenar sus botellines y que carece de cartel informativo».

Además del problema del agua, los vecinos se quejan de que la localidad presenta, en general, «condiciones lamentables». Como ejemplo ponen los columpios del parque, con partes de hierro punzantes, las vallas rotas y las porterías sueltas del campo de fútbol. «Hay calles con profundos socavones, contenedores de basura insuficientes y rotos, alcantarillas sucias y fuentes embozadas y con grietas», explica Tejada.

Desde la asociación argumentan que los impuestos aportados al Ayuntamiento de La Sotonera por las diferentes empresas y entidades con sede en Plasencia del Monte (Harinera de Villamayor, restaurante el Cobertizo, Cooperativa Agrícola de Plasencia del Monte, antena de comunicación Movistar...) «son lo suficientemente importantes para cubrir un mantenimiento mínimo y digno de nuestro pueblo».

Etiquetas
Comentarios