Despliega el menú
Huesca

"Casi cada semana hay intervenciones erróneas en obras de arte que salen muy caras al final"

Profesores y alumnos de la Escuela de Restauración de Huesca salen a la calle esta semana para mostrar el trabajo que realizan

Luis Felipe, durante su visita a la carpa instalada por la Escuela para que alumnos y profesores muestren su trabajo
Luis Felipe, durante su visita a la carpa instalada por la Escuela para que alumnos y profesores muestren su trabajo
R. D. N.

Los alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón, que tiene su sede en Huesca, han aparcado esta semana algunas de sus clases para salir a la calle y mostrar al público el concienzudo trabajo que realizan para recuperar valiosas obras de arte. Y lo hacen aprovechando la conmemoración del Día Europeo de esta disciplina.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha visitado este lunes la Escuela acompañado por su director, Ignacio Mustienes, y el jefe de la Unidad Programas del Servicio Provincial de Educación, Luis Cavero. En una carpa a las puertas del centro, profesores y alumnos de diversas disciplinas han explicado al alcalde y a todas las personas interesadas las técnicas que utilizan en sus trabajos de restauración y conservación de obras de arte.

El director ha señalado que el objetivo de esta actividad es poner en valor la importancia de la conservación y la restauración para preservar el patrimonio cultural de cara a futuras generaciones, así como dar a conocer la formación que ofrecen a estos profesionales "que es multidisciplinar porque tienen que tener conocimiento de humanidades, científicos, de tratamientos...". Y ha recordado que es el único centro en Aragón que imparte esta formación con título equivalente a un grado.

Además, intervienen sobre obra real dentro de las prácticas diarias que se hacen en la escuela. Y de hecho, hasta ahora han restaurado más de 250 piezas del patrimonio cultural aragonés gracias. Entre sus trabajos más destacados destaca la reciente rehabilitación del vestíbulo de la estación internacional de Canfranc o la ermita de Rasal, aunque trabajan con todo tipo de obras de escultura de piedra o madera, pintura sobre liezo o mural...

Mustienes ha aprovechado para destacar la necesidad de concienciar a la población de que la restauración "no es un tema banal". "Casi cada semana tenemos noticias de intervenciones erróneas que cuestan muy caras al final y la idea de esta actividad es enseñar a la gente que esas actuaciones solo pueden ser hechas por alguien con formación reglada porque una obra de arte es algo único e irrepetible que exige el mayor respeto por parte de todos. Y en ese sentido hay que seguir unos protocolos de análisis, diagnóstico, tratamiento y planes de conservación. Y todo eso no está a alcance de cualquier persona que con buena voluntad se ponga manos a la obra sin la preparación necesaria", ha remarcado.

La Escuela de Restauración sale a la calle para poner en valor el trabajo de los profesionales

Por su parte, Luis Felipe ha hecho hincapié en la importancia de que la ciudad de Huesca cuente con este "centro de excelencia" en la restauración que es único en Aragón y  "que no solo forma profesionales sino que también trabaja con piezas importantes del patrimonio aragonés del que nos sentimos muy orgullosos". Y ha coincidido con el mensaje del director de que las intervenciones tienen que ser siempre profesionales "porque eso viene a salvaguardar ese patrimonio".

La Escuela saldrá de nuevo a la calle este miércoles con una carpa que instalará en los Porches de Galicia de 17.00 a 19.00. Y el jueves hará lo mismo pero en la propia entrada del centro, en el Coso Alto, de 10.30 a 13.30.

Etiquetas
Comentarios