Despliega el menú
Huesca

Francia libera una segunda osa en los Pirineos franceses

El ministro francés de Ecología destaca el "éxito" de la operación, muy criticada desde la vertiente aragonesa del Pirineo, donde este jueves se registraron protestas.

Ejemplar de oso pardo
Ejemplar de oso pardo
Fundación Oso Pardo

Francia ha liberado este viernes una segunda osa en los Pirineos franceses, al otro lado del Somport, después de que este jueves soltara otra hembra de plantígrado en la misma zona. 

El ministro francés de Ecología, François de Rugy, ha afirmado este viernes que termina así con éxito la operación de liberación de dos osas eslovenas en los Pirineos centrales, donde la especie estaba en peligro de extinción al haber solo dos machos.

A través de su cuenta de Twitter, el ministro defendió, en nombre de "la protección de la biodiversidad", la liberación de los plantígrados, que despierta una gran oposición entre los ganaderos de la región que temen que esquilmen sus rebaños.

De Rugy confirmó que "no ha sido fácil" liberar a las dos osas, Claverina, que en dialecto local significa "heredera", y Zorita, que quiere decir "hermana pequeña", para lo que incluso han tenido que utilizar helicópteros para transportar a los animales, atrapados en Eslovenia.  

El ministro consideró "inadmisibles" las amenazas de algunos opositores al oso, que llegaron a cortar carreteras para evitar la reintroducción de las dos hembras, pero se mostró abierto al diálogo con los ganaderos, a quienes prometió ayudas en caso de que se produzcan ataques a sus rebaños.

La operación de reintroducción de estas dos hembras, en la zona norte de Aragón, ha estado rodeada de polémica, por lo que el Ministerio decidió hacerla sin darle publicidad.

"Los osos no conocen fronteras"

Desde la parte aragonesa, la noticia de la reintroducción del oso en el Pirineo se ha recibido con protestas de ganaderos en el valle del Aspe, donde se cortaron las carreteras y obligaron así a trasladar en helicóptero a los plantígrados, tal y como recogen las imágenes de este jueves.

La directora general de Sostenibilidad de la DGA, Pilar Gomez, ha reiterado que una reintroducción en Francia supone de hecho una reintroduccción en todo el Pirineo, ya que los osos no conocen fronteras, como se ha demostrado en el caso de Sarousse, un ejemplar liberado al otro lado de los Pirineos en 2006 y que actualmente se ha establecido en el macizo del Turbón, en la Ribagorza.

El miércoles, un día antes de la liberación de la primera osa, los representantes de los territorios pirenaicos participaron en una teleconferencia en la participó PIlar Gómez, quien volvió a expresar la oposición hacia el programa de reintroducción y expuso “el malestar del Ejecutivo por la falta de información y la preocupación por las consecuencias que puede tener en la Comunidad Autónoma”.

Ya el pasado mes de junio, la directora general de la DGA mantuvo una reunión con la prefectura francesa en la que mostró su oposición. Desde entonces, no se había celebrado contacto alguno sobre este tema. En estos meses, el Gobierno aragonés ha insistido para lograr la implicación del Ejecutivo español. Además de Pilar Gómez, también participaron en la teleconferencia el director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio para la Transición Ecológica, su homólogo del ministerio francés y los directores generales de Cataluña y Navarra. El representante francés comunicó que la decisión es “irrevocable” y de hecho ya se ha hecho efectiva. El Gobierno francés persigue que las dos hembras liberadas se apareen con los dos machos que quedan en la zona occidental, que crezca el censo y se extienda al Pirineo central, para conectar las dos subpoblaciones.

Sueltas anteriores de osos

En 1996, las primeras sueltas de osos en los Pirineos se hicieron con un gran despliegue mediático, pero ya en 2006 el Gobierno se vio obligado a retrasar la liberación de la osa Palouma a causa de los incidentes registrados.

La población de osos de los Pirineos se ha restablecido en los últimos años. En 1995 se contabilizaban cinco ejemplares y en la actualidad hay 43, aunque la mayor parte se sitúan más al este, al norte de Cataluña, lo que hacía peligrar su supervivencia en la parte central de la cordillera.

En la zona más oriental ha habido tres operaciones de suelta, en 1996, 1997 y 2006.

Etiquetas
Comentarios