Huesca

Una montañera de 48 años, segunda víctima mortal en el pico Infiernos en el último mes

La mujer se precipitó por una ladera cuando iba junto a otras nueve personas, rescatadas ilesas. Además, un hombre y su hija menor estuvieron 16 horas perdidos en Guara

El accidente ha tenido lugar en el término municipal oscense de Sallent de Gállego (Huesca).
El accidente ha tenido lugar en el término municipal oscense de Sallent de Gállego (Huesca).
Google Maps

El pico Infiernos, una cima de poco más de 3.000 metros del valle de Tena, está haciendo este verano honor a su nombre. En un mes han fallecido en este lugar dos montañeros. La última víctima es una mujer de 48 años, vecina de Madrid, identificada como I. M. R. El jueves al mediodía se cayó por una ladera cuando iba junto a otras nueve personas, que resultaron ilesas. La Guardia Civil ha advertido en varias ocasiones de las dificultades que presenta esta ruta por la abundancia de nieve.

La alerta del accidente llegó a la Guardia Civil sobre las 12.15, a través de una llamada del guarda del refugio de Bachimaña. Un montañero había avisado previamente de que había visto cómo una mujer se precipitaba ladera abajo. Hasta allí se desplazaron personal del equipo de rescate con base en Panticosa, la unidad aérea de Benasque y el médico del 061.

La accidentada fue localizada en la ladera sur del citado pico, tendida en el suelo junto a varias personas. Aunque se le realizaron maniobras de reanimación, el médico únicamente pudo certificar su fallecimiento. El cuerpo fue trasladado a la helisuperficie de Panticosa y de allí al depósito de cadáveres de Jaca, a la espera de la autopsia. También se evacuó por vía aérea a los nueve acompañantes de la fallecida, todo ellos ilesos.

Un mes y un día antes, el 22 de julio, un montañero de 63 años de Castro Urdiales (Cantabria) perdía la vida al resbalar por un nevero y caer unos 100 metros por una canal de nieve en el mismo pico. También ha sido escenario de otros dos accidentes con dos heridos graves. Una de las razones apuntadas para explicar esta coincidencia es la cierta facilidad de acceso desde los Ibones Azules para realizar la ruta circular y no regresar por el mismo camino, que es más largo. Otros años está más limpio, pero este hay más nieve.

Con la muerte de I. M. R., ya son 16 las personas rescatadas sin vida en la montaña en lo que va de año. La Guardia Civil volvió a reiterar este jueves el mensaje que viene lanzando desde la primavera sobre tener cuidado por la presencia de neveros, que exigen llevar una adecuada equipación y saber utilizar elementos como crampones y piolets. A estos consejos ha añadido últimamente el de llevar casco en alta montaña, algo "imprescindible", que, según aseguran los especialistas, podría haber evitado las heridas en la cabeza en varios accidentes ocurridos en los últimos meses.

Extraviados de noche

Además de esta intervención, el pasado miércoles se localizó a un hombre de 59 años y su hija, de 16, ambos de nacionalidad francesa, que se habían perdido el día antes en la sierra de Guara. Llamaron a las 18.30 para advertir que estaban desorientados en una zona boscosa en la cara norte del Tozal de Guara (Nueno). Se extraviaron cuando descendían de la cumbre y no eran capaces de retomar el camino.

Los socorristas rastrearon todos los posibles lugares por donde pudieran estar, pero tuvieron que suspender la búsqueda desde el aire al caer la noche. Entonces se organizó otro grupo, con apoyo de la unidad canina y utilizando voces, silbatos y señales del vehículo oficial, sin conseguir respuesta. Al amanecer se reanudó el operativo con el helicóptero. Se consiguió localizarlos en Nocito, a donde llegaron andando. El rescate finalizó a las 11.00, tras casi 16 horas de intenso rastreo.

A lo largo del mismo miércoles, la Guardia Civil auxilió a dos barranquistas: un francés de 70 años accidentado en el Mascún (Bierge) y un vecino de Vizcaya de 34 años con una lesión en el tobillo en el barranco de la Peonera (Bierge). También a una senderista, una barcelonesa de 27 años, que se lesionó la rodilla en un tropiezo en la zona del collado de Astún (Jaca).

.

Etiquetas
Comentarios