Despliega el menú
Huesca

Un total de 15 jóvenes de varios países rehabilitan los senderos de Ascaso

Los jóvenes, con edades comprendidas entre 18 y 24 años, realizan cada mañana, de 17 al 31 de julio, tareas de rehabilitación de muros, desbroce de caminos y limpieza de la zona.

Imagen de archivo de un sendero.
Imagen de archivo de un sendero.
Federación Aragonesa de Montañismo

Quince jóvenes de diversas partes de España, Francia, Italia y México se encuentran estos días en la aldea pirenaica de Ascaso (Huesca), donde participan en un Campo Internacional de Trabajo Voluntario para rehabilitar los senderos tradicionales del lugar.

El Campo, organizado por la Asociación de Vecinos y Amigos del lugar, cuenta con una subvención del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) y el apoyo del Ayuntamiento de Boltaña, municipio al que pertenece Ascaso, ha informado la organización de la Muestra de Cine que se desarrollará en Ascaso del 28 de agosto al 1 de septiembre.

Los jóvenes, con edades comprendidas entre 18 y 24 años, realizan cada mañana, de 17 al 31 de julio, tareas de rehabilitación de muros, desbroce de caminos y limpieza de la zona. Por las tardes, la asociación les ha organizado un programa que incluye desde visitas al festival Pirenostrum de Boltaña, baños en las pozas o rutas por el Parque Nacional de Ordesa.

A la inauguración del Campo de Trabajo ha asistido el alcalde de Boltaña, José María Jiménez Macarulla, que ha agradecido a la asociación este tipo de proyectos para prevenir el abandono de las aldeas, al tiempo que le ha felicitado "por poder recibir en Boltaña gente que llega desde sitios tan remotos y que demuestra que hay muchos jóvenes dispuestos a implicarse en la defensa del medio ambiente y el medio rural".

Por su parte, el presidente de la asociación organizadora, Miguel Cordero, ha puesto de manifiesto el apoyo del Ayuntamiento y del IAJ, pero ha lamentado que "las actividades de mantenimiento de los caminos, sobre todo de este, que permite acceder a un reclamo turístico tan llamativo como las Pozas de Ascaso, son competencia de las administraciones y, si las realizan voluntarios, es por el abandono político que sufren los pequeños núcleos".

Cordero ha subrayado que "cuando una asociación realiza un proyecto con voluntariado se le penaliza, obligando a la entidad a aportar cerca del 30 por ciento de su valor, mientras que cuando se adjudica a una empresa con ánimo de lucro, esta cobra todos sus gastos más un importante beneficio empresarial".

Este Campo cuenta con una subvención del Instituto Aragonés de la Juventud de 7.800 euros y la asociación aporta otros 4.000. Por su parte, el Ayuntamiento contribuye con personal, logística, como los baños o el grupo generador y colaboraciones como el autobús que llevará a los participantes hasta Ordesa.

Ascaso es una pequeña aldea a mil metros de altitud, que ha estado habitada a lo largo de toda su historia, pero que en la actualidad no cuenta con suministro eléctrico normalizado, ni saneamiento. Para llegar hasta el lugar hay que transitar por una pista forestal de cuatro kilómetros que está deteriorada.

Desde hace cuatro años, junto a iniciativas como este Campo de Trabajo, la asociación de vecinos y amigos organiza una Muestra de Cine conocida como 'La más pequeña del mundo', que se ha consolidado como uno de los festivales de cine independiente más relevantes de Aragón.

Etiquetas
Comentarios