Despliega el menú
Huesca

Acuchilla a su expareja, que trató de agredirla, en Pueyo de Santa Cruz

El agredido había entrado en casa de la mujer amenazándola de muerte, según algunos testigos.

Foto de la Guardia Civil investigando la casa de la vivienda donde ocurrieron los hechos y la madre de la detenida.
Foto de la Guardia Civil investigando la casa de la vivienda donde ocurrieron los hechos y la madre de la detenida.
J.L.P.

Una mujer vecina de la localidad mediocinqueña de Pueyo de Santa Cruz se encuentra desde esta noche en los calabozos de la Guardia Civil de Barbastro tras haber apuñalado a un vecino de la cercana población de Alfántega, que al parecer trató de agredirla al entrar por la fuerza en su domicilio.

El agredido responde a las iniciales de I. F. B., tiene 40 años y reside en una finca agropecuaria con sus padres en la también mediocinqueña localidad de Alfántega, a 3 kilómetros de Pueyo de Santa Cruz. Había mantenido una relación sentimental con la detenida, Lidia J. C. de 38 años, separada y con dos hijos.

Se da la circunstancia de que el hermano del hombre apuñalado había mantenido otra relación anterior con la detenida y desde hace siete meses se encuentra en prisión acusado por violencia de género a su entonces pareja.

La policía judicial de la Guardia Civil de Barbastro y de Huesca están investigando el lugar donde sucedieron los hechos desde este lunes por la noche. Todo hacer prever que se trata de un asunto de violencia de género, a juzgar de lo que ha trascendido.

El varón tenía una orden de alejamiento por parte del Juzgado de Monzón desde este domingo ya que en la noche del pasado sábado había entrado en la vivienda a la fuerza y la amenazó de muerte. Esa noche, la mujer trató de convencer a su agresor y calmarlo, y pudo llamar a sus padres para que se lo llevaran a casa. Acto seguido, la mujer denunció lo sucedido ante el juez de Monzón que interpuso una orden de alejamiento y de comunicación de 200 metros con respecto a su domicilio en Pueyo de Santa Cruz.

Este lunes, sobre las 22.00 el agresor volvió a penetrar en el domicilio de su ex pareja, reventando la puerta, y se produjo una fuerte pelea entre ambos. En el momento de los hechos, la mujer se encontraba sola ya que los hijos estaban con su ex marido.

La agredida consiguió hacerse con un cuchillo de cocina en el domicilio que luego usaría como defensa. Tras forcejear con su agresor lo consiguió expulsar de su vivienda y en plena calle este siguió agrediéndola propinándole patadas según algunos testigos. Fue en ese momento, cuando la mujer le clavó el cuchillo. El hombre, cubierto de sangre, cayó en la acera frente a la vivienda.

Los vecinos de esta urbanización, unas casas de reciente construcción sitas en la entrada del pueblo desde la carretera de Monzón, acudieron al auxilio.

La mujer arrojó entonces el cuchillo y se fue a refugiar a casa de uno de ellos. Desde allí llamó a la Guardia Civil para contar lo sucedió y reconoció los hechos.

Acto seguido se personaron en el lugar de la pelea efectivos de la Benemérita y una ambulancia del 061 que reanimó al herido hasta estabilizarlo. El agresor fue conducido a Urgencias del Hospital de Barbastro donde fue intervenido quirúrgicamente y trasladado a la UCI. Esta mañana seguía ingresado en el centro médico barbastrense y su vida no corría peligro.

La mujer está a expensas de pasar a disposición judicial en el Juzgado de Monzón a lo largo de este martes.

Lo sucedido ha conmocionado a esta pequeña y tranquila localidad del Cinca Medio. Los vecinos conocían las agresiones que había sufrido su vecina, que llevaba varios años viviendo en la localidad, pero nunca pensaron que pudiera tener un desenlace como el de anoche.

Por el momento, ninguno de los dos juzgados de Monzón ha recibido el atestado policial de la Guardia Civil por lo que no se ha podido proceder a la apertura de diligencias, según informan desde el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Las únicas diligencias abiertas se encuentran en el juzgado nº 1 por unos hechos ocurridos el sábado 23 de junio y sobre los que el juez dictó una orden de alejamiento, sin que por el momento conste en las diligencias judiciales que lo ocurrido pueda estar referido a un delito de violencia de género y que entre ambos pudiera haber existido o existir relación sentimental alguna.

De confirmarse que los hechos guardan relación con un delito de Violencia contra la Mujer, el juzgado competente sería el nº 2 de Monzón y no el nº 1 que es quién dicto la orden de alejamiento

Etiquetas
Comentarios