Huesca
Suscríbete por 1€

El enésimo desprendimiento en la A-132 obliga a cortar dos horas un carril en Murillo

La carretera ha quedado limpia sobre las 18.45. Las lluvias también han obligado a cerrar al tráfico la HU-V-8601 que une Ballobar y Candasnos al quedar anegada por el agua

La zona del desprendimiento ha quedado señalizada para avisar del peligro a los conductores
La zona del desprendimiento ha quedado señalizada para avisar del peligro a los conductores
Rafael Gobantes

Las fuertes lluvias caídas este miércoles han provocado el enésimo desprendimiento en la carretera A-132 (Huesca-Puente La Reina por Ayerbe) y, además, en el mismo tramo donde se han produjeron los dos últimos derrumbes, cerca de Murillo de Gállego.

Según han informado fuentes del Gobierno de Aragón, la caída de piedras y tierra ha tenido lugar alrededor de las 17.00, entre los kilómetros 41 y 43. Ello ha obligado a la Guardia Civil a cortar uno de los carriles y a dar paso alternativo a los vehículos por el que estaba despejado.

Desde el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda han desplazado maquinaria pesada a la zona, que ha acabado de limpiar la carretera alrededor de las 18.45, según ha confirmado la alcaldesa de Murillo de Gállego, Marta de Santos. El material del desprendimiento se ha dejado almacenado en un lateral para que se pueda recoger a lo largo de este jueves.

Al parecer, durante la jornada se han producido otros pequeños derrumbes en la zona, aunque en ese caso no han llegado a invadir la calzada.

El enésimo desprendimiento en la A-132 obliga a cortar dos horas un carril en cerca de Murillo

Operarios limpiando la carretera que une Ballobar y Candasnos. Digital Fraga TV

Otra tromba también ha obligado a cerrar al tráfico durante dos horas la carretera que une las localidades de Ballobar y Candasnos, la HU-V-8601, que ha quedado anegada por el agua. El corte, que se ha prolongado desde las 15.30 hasta las 17.30, ha afectado a los dos sentidos de circulación, impidiendo además el paso hacia una tercera población, Ontiñena, situada un poco más al norte de la comarca del Bajo Cinca.

Hasta la zona, se han desplazado varios operarios con el fin de retirar el barro y la grava arrastrada por el agua. Las fuertes precipitaciones también han dañado los caminos rurales y además, según ha explicado la alcaldesa de Ballobar, Esther Saló, han llegado a arrastrar la furgoneta utilizada por unos trabajadores que habían acudido a revisar la línea del AVE, que atraviesa esta zona del Bajo Cinca.

El monte ha sido incapaz de absorber toda el agua, que ha acabado en el denominado barranco de la Valsalada, el mismo que atraviesa ya canalizado la localidad de Ballobar, donde los vecinos han acabado reuniéndose con el fin de observar su espectacular llenado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión