Despliega el menú
Huesca

La instrucción del sumario del crimen de Naiara se amplía a dieciocho meses

La jueza ha declarado "compleja" la instrucción por la abundante documentación pendiente de análisis.

Un agente de la científica ante el piso donde se produjo el suceso.
Un informe pericial apunta que las primas de Naiara también sufrían maltrato en casa
Laura Zamboraín

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca (Huesca) ha declarado compleja la instrucción llevada a cabo en torno al crimen de Naiara, la niña de 8 años muerta en el municipio de Sabiñánigo el pasado mes de julio tras sufrir una brutal paliza a manos de su tío político.

La responsable judicial acuerda la medida a instancias de la Fiscalía en un auto, en el que se refieren las dificultades derivadas de la instrucción de un caso de presunto asesinato al que se ha incorporado recientemente abundante documentación pendiente de análisis.

La medida acordada permite ampliar a dieciocho meses el periodo de instrucción del sumario, una vez cumplido el plazo máximo de seis meses establecido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la investigación de causas penales.

La juez insiste en la necesidad de "tener en cuenta" la naturaleza de los hechos investigados, un presunto caso de asesinato en el que están encausados el tío de la víctima, Iván P.P., así como el padrastro y la abuelastra de la niña por un supuesto delito continuado de malos tratos en el ámbito familiar.

Destaca además la instructora que la mayor parte de las diligencias practicadas se han realizado fuera del partido judicial de Jaca y que se ha incorporado al sumario abundante documentación, hasta conformar ya tres tomos.

Asimismo, se han recabado informes periciales cuya elaboración se ha dilatado en el tiempo debido a su complejidad y que la juez considera "necesarios" para la práctica de nuevas diligencias, entre otras nuevas declaraciones de los imputados.

Naiara falleció en la primera semana de julio de 2017 debido, supuestamente, a las torturas infligidas por su tío político durante más de 12 horas.

Los hechos fueron presenciados por dos primas menores de la víctima, cuya presunta participación en los hechos se ha derivado al Juzgado de Menores de Huesca.

En relación a este extremo, un reciente informe pericial revelaba que estas dos niñas, de 13 y 14 años, también eran víctimas de malos tratos por parte de su abuela y de su tío, en prisión preventiva como presunto autor del crimen.

Elaborado por dos psicólogas adscritas al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), a instancias de la juez de Jaca que instruye el caso, el documento destaca que ambas niñas presentan un cuadro de ansiedad en la actualidad vinculado a su experiencia como testigos de la tortura sufrida por Naiara.

Etiquetas
Comentarios