Despliega el menú
Huesca

Biescas cierra las fuentes y corta de noche el suministro a un núcleo a causa de la sequía

El agotamiento de los manantiales obliga a adoptar medidas extraordinarias.

Biescas
Pisos rebajados en Biescas
Sareb

El Ayuntamiento de Biescas se ha visto obligado a adoptar medidas extraordinarias para paliar los efectos de la sequía en los manantiales de los que se abastece el municipio. Una de las acciones de ahorro ha consistido en cerrar las fuentes ornamentales del casco urbano que manan continuamente para que no se pierda agua. Entre ellas, la situada en la plaza del Ayuntamiento.

Pero no ha sido la única acción. En el núcleo de Escuer, donde residen una veintena de vecinos, se cortó el suministro desde las 21.00 del martes a las 8.00, para ver si se podían recuperar los depósitos. "El martes vimos que el depósito estaba vacío", explicó el alcalde de Biescas, Luis Estaún. El sistema de captación mediante bombeo dejó de funcionar al bajar el nivel y se decidió esperar unas horas para ver si se recuperaba el acuífero. Normalmente el agua se encuentra casi a nivel superficial, pero ahora es necesario bajar a 13 metros de profundidad, uno por debajo de donde se sitúa la bomba de elevación.   

Asimismo se ha puesto en marcha un sistema alternativo de captación para la localidad de Biescas, con un bombeo desde la fuente de los Batanes, para mantener el nivel de los depósitos. El alcalde reconoce que se concibió para situaciones extraordinarias y hacía años que no era necesario utilizarlo. 

"Hemos adoptado medidas en previsión de que el caudal de los manantiales continúe bajando y de que se prolongue la falta de precipitaciones", señaló Luis Estaún, quien espera que las decisiones tomadas hasta ahora sean suficientes y no haya que aplicar nuevas restricciones de agua.

Vadiello garantiza el agua a Huesca

La situación actual del embalse de Vadiello, del que se abastece Huesca y otras poblaciones menores del entorno, no hace prever la adopción de medidas restrictivas respecto a su uso, aunque la prolongada ausencia de las lluvias hace caer progresivamente las reservas.

Según informa la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en su página web, el embalse, con 7,4 hectómetros cúbicos de los 15,5 que puede almacenar, se encuentra actualmente al 48,26 por ciento de su capacidad.

Durante el pasado mes de octubre, la media de almacenamiento de caudales en Vadiello se situó en un 57,13 %, alrededor de nueve puntos porcentuales respecto a la fecha en curso.

La ausencia de precipitaciones en la zona, con tan sólo 6,9 litros por metro cuadrado en noviembre frente a los 56,1 acumulados en octubre, es la causa de la caída de las reservas almacenadas.

En estas mismas fechas, según las fuentes referidas, el embalse de Vadiello almacenaba 10,5 hectómetros, el 68,06 por ciento de su capacidad.

Frente a la situación actual, el consistorio oscense no prevé adoptar restricciones, a la espera de un cambio en las condiciones climatológicas que provoque las lluvias.

Etiquetas
Comentarios