Despliega el menú
Huesca

Mueren en el Pirineo una escaladora oscense y un vizcaíno que remaba en el río Gállego

La fallecida, vecina de Huesca, se cayó 300 m en el pico Midi d’Ossau por un problema con la cuerda. El hombre se ahogó en el río, a la altura de Senegüé, cuando practicaba ‘paddle surf’.

Lugares donde se registraron ambos accidentes.
Mueren en el Pirineo una escaladora oscense y un vizcaíno que remaba en el río Gállego

El fin de semana concluyó de forma trágica, con la muerte este domingo de un deportista vasco que se ahogó en el río Gállego y de una escaladora oscense que sufrió una caída en el pico Petit Midi d’Ossau, en el lado francés de los Pirineos. Además, un pescador de Zaragoza tuvo que ser evacuado en helicóptero al hospital a causa de un golpe de calor.

La montañera fallecida es Montserrat Ruiz Galay, de 46 años, residente en Huesca. Tuvo un accidente cuando escalaba junto a un hombre de 50 años el pico Petit Midi d’Ossau, en el Pirineo francés. Según informó la Gendarmería de ese país, habían salido a las 5.30 para ascender a esa cumbre, situada a 2.800 metros. Cinco horas después la mujer se cayó 300 metros, debido a un problema con la cuerda de seguridad que ahora investigarán las autoridades del vecino país.

En un primer momento el 112 dio aviso a la Guardia Civil de Huesca, porque estaba en la zona fronteriza entre los dos países, pero cuando se comprobó que era en la vertiente francesa, se encargó del rescate del cuerpo la Gendarmería.

La noticia de su muerte se difundió rápidamente entre los círculos montañeros, ya que ella es una gran aficionada a la escalada y su hermano también es muy conocido como miembro del Club Pirineista Mayencos de Jaca. La víctima está vinculada a la comunidad educativa del colegio San Vicente de Huesca.

Con una tabla de surf por el río

No fue la única noticia trágica de ayer. A primera hora de la noche, buceadores del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil recuperaron en el Gállego, a la altura de Senegüé (Sabiñánigo), el cuerpo sin vida de un varón, vecino de Santurce (Vizcaya), al que se había dado por desaparecido unas horas antes. El fallecido estaba en el río practicando ‘paddle surf’ o surf de remo, una modalidad deportiva relativamente reciente que consiste en deslizarse por el agua utilizando un remo mientras se está de pie en una tabla de surf.

Mueren en el Pirineo una escaladora oscense y un vasco que bajaba el Gállego en una tabla de surf

La víctima bajaba por el río haciendo una ruta desde el puente de Oliván hasta Sabiñánigo junto a otras personas. Uno de sus acompañantes dio aviso a la Guardia Civil sobre las seis de la tarde alertando de que hacía cinco horas que había perdido de vista a su amigo en el río. Esta misma persona informó que había localizado la tabla flotando en el puente colgante de Senegüé, un paso que comunica este pueblo con el de Lárrede.

En su búsqueda se activó al helicóptero de la Guardia Civil, el equipo de rescate en montaña de Jaca y varias patrullas de seguridad ciudadana. Al llegar a la zona comprobaron que era un lugar profundo y con fuerte caudal, por lo que era necesaria la intervención de los buceadores. Poco después de que los especialistas del GEAS se introdujeran en el cauce, localizaron el cuerpo bajo la tabla de surf. Agentes de la Policía Judicial procedieron al levantamiento del cadáver.

El surf de remo es una disciplina todavía poco conocida como deporte de aventura en la provincia pero ya se está empezando a practicar. Sobre todo se realiza en zonas de aguas tranquilas, aunque existe una modalidad de descenso de ríos que está considerada más peligrosa.

Con la muerte del surfista en el Gállego, ya son siete las personas que han sido recatadas sin vida por la Guardia Civil de Montaña en lo que va de año. El mes de abril resultó especialmente trágico, con cinco víctimas.

Por otra parte, el equipo de rescate de Jaca tuvo que auxiliar a un pescador que sufrió un golpe de calor en la chopera de Berdún. Se trata de un zaragozano de 43 años, al que el helicóptero evacuó al hospital de Jaca. Y el pasado sábado, la unidad aérea también trasladó al hospital a un montañero guipuzcoano que al tropezar se clavó en la pierna uno de los crampones que llevaba. Ocurrió cerca del ibón de Bramatuero, en Panticosa.

Etiquetas
Comentarios