Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Fraga exhibe con orgullo su traje en el 40 aniversario del Día de la Faldeta

Unas 2.000 personas desfilaron con las prendas tradicionales en la Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Varias mujeres colaboraron vistiendo a la novia.
Varias mujeres colaboraron vistiendo a la novia.
Patricia Puértolas

Fraga celebró el domingo con éxito el Día de la Faldeta. Alrededor de 2.000 personas desfilaron con el traje tradicional en una edición muy especial, la número 40, una de las más multitudinarias de los últimos años. De nuevo, familias completas, parejas y jóvenes salieron a la calle con un mismo objetivo: exhibir la belleza y singularidad de las prendas utilizadas por sus antepasados.

Para ello, una vez más, la actividad, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, tuvo como eje central la celebración de una boda, en la que los novios fueron los Peñeros Mayores, Miguel Labrador y Gemma Ribes. Ante los asistentes, la joven, que lució el tradicional peinado de picaporte, fue vestida con siete faldetas, mantón floral de seda y mantilla negra. Además, exhibió un antiguo corpiño con decoraciones de azabache y, entre otros elementos, rosario y abanico de nácar. El novio también lució sus mejores galas. De hecho, fue rematado con pañuelo, sombrero y capa.

Para Ribes, fue una experiencia "única y emocionante, ya que es todo un honor recordar a las mujeres fragatinas". Para prepararse en su gran día, la joven pareja recibió la ayuda de varios miembros de su familia, entre ellas, las populares yayas, protagonistas del Día de la Faldeta.

La celebración, que se inició en el año 1977, surgió con el fin de reconocer a las mujeres que todavía vestían las sayas, jubones y mantones tradicionales, tal y como recordó una de sus promotoras, Inma Tiell. En su caso, formó parte del cortejo del novio, interpretando a una de las yayas, un papel al que da vida desde hace cuatro años. Al igual que la mayoría de aquellas mujeres, vistió de negro, con faldetas y mantón. Al finalizar la vestimenta de los novios, comenzó el desfile hacia la iglesia parroquial, donde tuvo lugar la celebración de la misa baturra y al concluir, la salida de los recién casados, la foto de familia y el convite.

El pasacalles estuvo encabezado por la rondalla de Peña Fragatina, a la que siguieron el cortejo nupcial, las autoridades y numerosos vecinos ataviados con el traje tradicional, entre ellos, Marisa Villagrasa y su hijo, Nil, de 4 años, cuya vestimenta había sido confeccionada a mano. Ambos participan cada edición para "contribuir a mantener esta hermosa tradición", dijo la mujer. El mismo objetivo movió a tres jóvenes amigas, Yara Alfranca, Iris Solanes y Elena Badía, de Fraga, que se encontraban encantadas de disfrutar juntas del Día de la Faldeta. La última de ellas llevaba con "mucho orgullo" varias prendas de su tatarabuela. También lució ropa heredada la concejal de Cultura, Marta Cabrera, que se mostró "muy satisfecha" con la gran participación registrada.

Al margen de la representación de la boda, la fiesta incluyó la instalación de varias estampas tradicionales, que estaban situadas en el casco histórico de la localidad y que recordaron oficios y costumbres de la época, desde la elaboración artesanal de jabón al envasado de higos. Por la tarde, como colofón, tuvo lugar el acto de homenaje a las denominadas ‘dones de faldetes’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión