Despliega el menú
Huesca

PP y C´s piden explicaciones por el derribo de la fachada del antiguo garaje internacional

Critican la situación de "inseguridad" que se produjo durante la actuación debido a la ausencia de Policía Local.

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Huesca, PP y Ciudadanos (Cs), han reclamado explicaciones al equipo de gobierno por la situación de inseguridad que se ha producido este lunes cuando parte de la fachada del antiguo garaje internacional, que estaba siendo derribada, terminó en la vía pública fuera del perímetro de protección delimitado.

Ambas formaciones han considerado que, aunque afortunadamente no se produjeron daños personales, se generó una situación de inseguridad ciudadana "de gravedad".

El grupo municipal Popular ha solicitado un informe para saber si la empresa encargada cumplió con el proyecto de demolición y con el plan de seguridad y para conocer los motivos por los que no había agentes de la Policía Local controlando los accesos, en el momento del derribo, tal y como ha explicado el portavoz del PP, Gerardo Oliván.

"Queremos que se analice si se ha cumplido con el proyecto de demolición y el plan de seguridad, hemos pedido copia de la licencia de obra y del atestado, si existe, de la Policía Local y hemos preguntado por qué en el momento del derribo no había presencia de Policía Local", ha precisado.

También el portavoz de Ciudadanos, José Luis Cadena, ha manifestado que "hemos trasladado un escrito para que desde el área de Urbanismo depuren las responsabilidades y que se tenga en cuenta para evitar situaciones de riesgo, un derribo con coches circulando y personas cerca no es una situación segura y pedimos explicaciones", ha recalcado.

Según el área de Urbanismo del Ayuntamiento, momentos antes del desplome la Policía Local se había acercado a la obra para indicar que era necesario cortar el tráfico mientras las máquinas efectuaban el derribo de esa pared. 

El suceso se produjo este lunes hacia las 18.15. Las máquinas llevaban a cabo la demolición del inmueble, situado junto a la gasolinera y la rotonda cercanas al colegio Salesianos, las palas habían derribado ya parte de la fachada principal y en la calle, al otro lado de la barrera de protección, un operario vigilaba el paso de los coches por el carril más alejado del edificio.

En ese momento, uno de los paramentos se precipitó hacia la carretera, más allá del área que protegía la zona de obras, sin producir daños. Los técnicos municipales han revisado este martes el plan de seguridad de estos trabajos.

Sobre las causas del suceso, la concejal de Urbanismo, María Rodrigo, ha apuntado a un fallo en la ejecución del derribo por parte de la empresa. "No falta ninguna documentación, está todo correcto, quizá pueda parecer un fallo en la ejecución del derribo y a pesar de lo espectacular del suceso no hubo daños personales", ha recordado. El antiguo garaje es propiedad de Orusa, que edificará en este emplazamiento 30 viviendas, aunque todavía no tiene proyecto.

Etiquetas
Comentarios