Despliega el menú
Huesca

El jurado declara culpable de asesinato al acusado por el crimen de Aler

El jurado ha declarado culpable a Walter Jerome Carvajal de la muerte de Johan Engel.

Walter Jerome Carvajal, durante la lectura de la sentencia por el crimen de Aler
Walter Jerome Carvajal durante la lectura de la sentencia por el crimen de Aler
Rafael Gobantes

El jurado ha declarado culpable a Walter Jerome Carvajal de la muerte de Johan Engel, ocurrida en 2003 en la aldea de Aler, con el que mantenía diferencias por un préstamo de 4.000 euros que la víctima le reclamaba. Este viernes por la tarde ha tenido lugar la lectura del veredicto en la Audiencia Provincial de Huesca, en presencia del acusado. Los miembros del jurado consideran asimismo que es culpable de la posesión de armas. La muerte se produjo al alcanzarle dos de los cinco disparos efectuados con una pistola con silenciador a una distancia de entre 20 y 150 centímetros.

El jurado contestó por unanimidad a la mayor parte de las preguntas del objeto del veredicto sobre los hechos probados.

A tenor de este dictamen, la defensa solicitó 5 años de cárcel por asesinato y 3 meses por tenencia ilícita de armas. A juicio de la letrada Carmen Sánchez, el jurado considera probado que ha habido dilaciones indebidas en el proceso y legítima defensa, como atenuantes, así como la confesión. Se ha reconocido, ha dicho, que la víctima iba a sacar una navaja que llevaba en el bolsillo.

Pistola y silenciador

Walter Jerome Carvajal, de 64 años y nacionalidad francesa, mató con un arma de fuego (una pistola con silenciador) al holandés Johan Engel en la aldea de Aler el 5 de abril de 2003. Este es el segundo veredicto que se dicta contra él. En 2006, el Tribunal Supremo obligó a repetir el juicio con jurado porque no estaba suficientemente fundado respecto a la alevosía y el delito de tenencia de armas. Se convocó un nuevo juicio a principios de 2008, pero Carvajal ya se había fugado y no compareció.

El juicio se ha celebrado esta semana. En la última sesión de la vista oral, la Fiscalía rebajó las penas solicitadas al reconocer como atenuante la confesión. Inicialmente pedía 18 años de prisión por el homicidio con alevosía y 6 por la posesión de dos pistolas, pero este viernes las ha modificado para reducirlas a 17 años por asesinato y a 2,5 por el concurso de delitos de tenencia de armas.

El representante del Ministerio Público no creyó probado que Carvajal actuará para defenderse, ya que él llevaba un arma con silenciador y la víctima tan solo una navaja que ni siquiera llegó a sacar del bolsillo. Por el contrario, alegó que el homicidio se produjo con alevosía. Le disparó a una distancia de entre 20 y 150 cm, "a la que es imposible fallar». Tampoco admitió enajenación (los peritos de una y otra parte no se pusieron de acuerdo sobre el estado mental del acusado) ni dilaciones indebidas en el proceso, pues Carvajal estuvo huido de la justicia durante nueve años. Sí resulta "innegable", señaló, que la confesión ayudó a la Guardia Civil a obtener las pruebas.

Etiquetas
Comentarios