Despliega el menú
Huesca

Continúa la tramitación del polémico plan de la rana pirenaica a pesar del aluvión de críticas

El consejero anunció la retirada del borrador, pero el Consejo de la Naturaleza le da luz verde. El representante de la Diputación de Huesca dice que los ayuntamientos se sienten "engañados".

Ejemplar de rana pirenaica, especie descubierta en 1993.
Continúa la tramitación del polémico plan de la rana pirenaica a pesar del aluvión de críticas
Heraldo

El polémico plan para la protección de la rana pirenaica, que amenaza la práctica del barranquismo, sigue siendo motivo de preocupación para los ayuntamientos y los empresarios. A pesar de que el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad anunció el 28 de octubre la retirada del borrador, tras el aluvión de críticas recibido, incluyendo las de organizaciones ecologistas, el Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón lo informó ayer favorablemente al entender que su aplicación contribuirá a evitar el declive de la población. Es más, este órgano consultivo y de participación del Gobierno propone ampliar a agosto, el mes turístico por excelencia, la prohibición de hacer barranquismo.

El 17 de noviembre, dos semanas después del anuncio realizado por Joaquín Olona, la comisión del Espacios Naturales y Biodiversidad del citado Consejo dictaminó el borrador de decreto. En él insta al departamento "a continuar y agilizar la tramitación del presente plan", y aprovecha para solicitar la elaboración de otros planes de especies amenazadas pendientes, como el del oso pardo, la avutarda, las aves esteparias o la flora rupícola.

También prohibido en agosto

El punto más polémico del borrador, que los ayuntamientos creían ya guardado en un cajón, prohibía la práctica del barranquismo del 1 de febrero al 31 de julio en más de 160 áreas críticas para esta especie amenazada de 23 municipios. El resto del año obligaba a tener autorización expresa del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental. Pues bien, el Consejo de Protección, se pregunta si la fecha límite del 31 de julio "es suficiente", dado el largo periodo de reproducción de la especie (3-4 meses). "En agosto sigue habiendo presencia de ejemplares en fase larvaria", señala, añadiendo que los adultos "podrían verse igualmente afectados por el paso continuado y masivo de barranquistas".

El pleno del Consejo de Protección trató ayer el dictamen. Votó en contra el representante de la Diputación de Huesca y alcalde de Biescas, Luis Estaún, y se abstuvieron las organizaciones agrarias y empresariales y la Federación de Caza, pero salió aprobado por una amplia mayoría, 25 de 30. Estaún solicitó no someter a votación el dictamen de un plan en teoría retirado, pues tanto el consejero Olona como la directora general de Sostenibilidad, Sandra Ortega, anunciaron en las Cortes que se iba a empezar de nuevo buscando el consenso de los territorios afectados. "Va a generar una sensación de engaño en los ayuntamientos, que confiábamos en esa retirada. Vemos que se sigue avanzando en la tramitación y que no se crea la mesa de diálogo", declaró, recordando la moción aprobada en la Diputación de Huesca y la declaración institucional de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo (Adelpa). El pasado fin de semana, esta organización pidió a la DGA que tenga en cuenta el impacto social y económico de las medidas ambientales.

El informe del Consejo es preceptivo, por lo que Estaún entiende que el borrador del plan sigue adelante. "No tiene sentido informar un borrador retirado, pero la mayoría de los miembros del Consejo, incluidos los representantes de la DGA, han entendido que procedía su debate y aprobación como pautas a seguir en el plan", aclaró.

Según precisó el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, el Consejo de Protección de la Naturaleza trabaja de forma independiente a la política llevada a cabo por los diferentes departamentos. "Elaboran informes que después sirven de consulta a las instituciones", señalaron fuentes de la consejería. "El consejero ordenó paralizar el borrador del decreto y desde el departamento no hay ninguna novedad en ese sentido", reiteraron.

Moción en las Cortes

Justo ayer, las Cortes de Aragón aprobaron una moción del PAR reclamando diálogo con los ayuntamientos y agentes sociales cuando se planteen medidas de protección y, en el caso del plan de la rana, la "modulación y corrección de las tajantes restricciones y prohibiciones formuladas en el proyecto de decreto por cuanto puede suponer un obstáculo definitivo para el barranquismo y otras modalidades del sector del turismo activo, así como para determinadas iniciativas locales". La moción salió aprobada por unanimidad, con excepción de IU, que se abstuvo en este último punto.

La diputada aragonesista Lucía Guillén tampoco entiende que el borrador haya llegado al Consejo de Protección de la Naturaleza cuando Olona y Ortega anunciaron su retirada en sendas interpelaciones en las Cortes. "No comprendemos que no haya habido una comunicación oficial informando de ello", declaró.

Etiquetas
Comentarios