Despliega el menú
Huesca

El embalse de Barasona presenta los niveles más bajos de su historia con una reserva del 13%

La Puebla de Castro sigue bebiendo agua transportada en cubas por la cota del pantano.

Los vecinos de la zona dicen que Barasona nunca había tenido este aspecto en estas fechas.
Los vecinos de la zona dicen que Barasona nunca había tenido este aspecto en estas fechas.
Ángel Gayúbar

El embalse de Barasona sigue bajo mínimos y a la espera de las anunciadas lluvias. Los niveles de agua embalsada son tan ínfimos que ningún vecino de la zona recuerda semejante estado a estas alturas de la temporada. Y bajo mínimos siguen también los depósitos de agua potable de la localidad de La Puebla de Castro que se surte de él y cuya toma de captación lleva varias semanas inservible por la bajísima cota.

"Las cubas que toman el agua del río siguen trabajando porque el embalse no solo no ha incrementado su reserva sino que ha disminuido en las últimas semanas. Ahora, no llega a los 11 hm3, menos de un 13% de su capacidad", confirma Maite Bardají, la alcaldesa de La Puebla de Castro, quien comenta que se están utilizando tres camiones-cuba para llenar los depósitos municipales: dos de 26.000 litros, que ahora suelen realizar siete viajes al día, y la tercera de 16.000, que hace alguno más.

La situación no es tan grave como la que se vivió en agosto, ya que al finalizar el mes la presión humana que soportaba el municipio –con varios cámpines, urbanizaciones y establecimientos hoteleros muy concurridos– ha disminuido sensiblemente, pero el tener inutilizada la toma de agua sigue generando problemas a esta localidad ribagorzana cuyo ayuntamiento buzoneó una carta a los vecinos hace unos días contándoles el estado real del servicio, las causas y pidiéndoles que hagan un uso responsable.

Los responsables municipales pueblenses han solicitado una entrevista con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Raimundo Lafuente, y están a la espera de confirmar la fecha. Plantearán la necesidad de buscar una alternativa a la actual toma de agua –que podría llevarse junto a la presa donde se garantizaría el agua y su limpieza en casi cualquier situación– y la necesidad de armonizar la explotación de los diversos embalses del sistema tanto para evitar la sobreexplotación de Barasona como para garantizar los usos turísticos en verano.

Precisamente estos fueron algunos de los asuntos que abordó el alcalde grausino, José Antonio Lagüéns, en su reciente encuentro con Lafuente, convocado desde hace siete meses, para tratar asuntos como la acequia de Santa Lucía o diversas actuaciones medioambientales en el Ésera y en el que se habló de la situación de un embalse que se extiende por el municipio grausino.

Lagüéns, quien ha ofrecido su colaboración al ayuntamiento pueblense para trabajar, señalaba tras el encuentro que los técnicos de la CHE habían resaltado que estamos ante el cuarto año más seco del último siglo y que, además, el Ésera ha presentado aportes sensiblemente menores. Sin embargo, el alcalde resalta que los del Noguera Ribagorzana o el de San Salvador se encuentran en cotas "radicalmente diferentes". "Habrá que estudiar si la comunidad de regantes del Aragón y Cataluña ha tomado las decisiones correctas para evitar que se produzca en el futuro un desequilibrio tan tremendo", apunta Lagüéns, que reclama la presencia de los pueblos afectados en la junta de riegos.

Etiquetas
Comentarios