Despliega el menú
Huesca

La Puebla de Castro responsabiliza a la CHE de dejar sin agua de boca a 3.000 personas

La reserva de Barasona (27%) es una tercera parte de la que había hace un año.

La alcaldesa muestra el aspecto desolador que ofrece el embalse.
La Puebla de Castro responsabiliza a la CHE de dejar sin agua de boca a 3.000 personas
Rafael Gobantes

"El Pirineo se queda sin agua cuando hay sequía, mientras en el sur pueden seguir regando gracias a los embalses". El presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, respaldó ayer al Ayuntamiento de La Puebla de Castro, municipio que, pese a estar a orillas de la presa de Barasona, se suministra con camiones cisterna desde el pasado martes. La sequía ha hecho caer el nivel del embalse, dejando por encima la toma de agua.

La alcaldesa, Maite Bardají, culpa a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) de "dejar sin abastecimiento a casi 3.000 personas" y de plantear como única alternativa llenar el depósito con cubas. La localidad quintuplica su población en agosto, con dos cámpines, con capacidad para 800 y 300 personas, y dos urbanizaciones. Ella apuesta por el cierre de compuertas hasta que las lluvias permitan recuperar la reserva.

Bardají hizo estas declaraciones tras la reunión mantenida con Miguel Gracia y con el presidente de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), Pablo Castán. La situación es "dramática", coincidieron. En una rueda de prensa, la alcaldesa explicó cómo lleva semanas alertando a la CHE. Primero, por carta, a petición de los empresarios turísticos, que a finales de julio ya se mostraron alarmados. El descenso del volumen de agua es habitual en septiembre, pero no a estas alturas del verano, y más cuando el resto de embalses están por encima de los niveles de un año medio.

En las conversaciones mantenidas por el Ayuntamiento con el presidente de la Confederación, Raimundo Lafuente, este dijo que no podía hipotecar un montón de hectómetros cúbicos de reservas para el riego del Canal de Aragón y Cataluña por unos cientos de metros cúbicos del abastecimiento, según reveló la alcaldesa. Pese a que este es prioritario en los usos, la CHE justifica que no existe una situación de emergencia y achaca el problema a las deficiencias en la infraestructura de abastecimiento.

"La cota a la que se sitúa la toma no ha permitido un mejor aprovechamiento de las reservas del embalse que sí están en disposición de cubrir el resto de usos", ha señalado la Confederación, quien ha aclarado que, pese a que las aportaciones del río Ésera están en alerta por la falta de precipitaciones desde mayo, no hay dificultades en cubrir las concesiones, principalmente el regadío, y la reserva sería suficiente para el abastecimiento si no fuera por la ubicación de la toma.

Sin embargo, el proyecto, redactado en 1999 y finalizado en 2006, lleva el sello de este organismo, así como del Gobierno de Aragón y de la empresa pública Acesa, encargada de su ejecución, "no del Ayuntamiento", precisó Bardají.

La alcaldesa dijo sentirse "engañada" y denunció una mala gestión por parte de la CHE, ya que días después supo que los regantes tenían posibilidad, como así han hecho, de bombear agua al canal desde el embalse de Canellas. Además, se da la circunstancia de que el sistema dispone desde este año de una nueva pieza de regulación, San Salvador, donde hay abundantes reservas (está al 60%), proyectado con amplio consenso social y político para aliviar Barasona y garantizar el riego en el sur en los meses de verano.

En estos momentos, el embalse del Ésera almacena 23 hm3, un 27% de su capacidad, cuando hace un año acumulaba tres veces más y la media de los últimos cinco es de 48 hm3. El resto de grandes presas del Pirineo están en niveles similares o superiores a la media de los últimos cinco años, por encima del 50%.

Adelpa ha mostrado su solidaridad con el municipio de la Ribagorza. Su presidente lamentó una vez más que el territorio que soporta la carga de las presas sufra desabastecimiento. "Las mejores tierras de La Puebla de Castro quedaron inundadas por un pantano que sigue hipotecando su futuro", dijo, en alusión a las reservas turísticas canceladas y la mala imagen de cara a futuras campañas.

Por su parte, el presidente de la Diputación, quien se comprometió a facilitar apoyo técnico y económico para estudiar soluciones alternativas a las cisternas, recordó que la CHE es el órgano competente en la gestión del agua. En su opinión, ha hecho "dejación de sus funciones" y curiosamente "casi siempre se equivoca hacia el mismo lado". "A veces tenemos la sensación de que quien administra los embalses no es la CHE sino las eléctricas y los regantes", añadió Miguel Gracia. Como ejemplo citó la presencia de las comunidades de riego, en los órganos de gobierno de la cuenca, donde no se permite la paerticipación de los municipios del Pirineo.

Etiquetas
Comentarios