Despliega el menú
Huesca

El descenso del nivel de Barasona obligará a llevar agua con cisternas a La Puebla de Castro

El municipio, de 400 habitantes, multiplica su población en verano hasta los 2.000. Cuenta con dos urbanizaciones y dos cámpines.

La imagen del embarcadero ilustra la situación del embalse de Barasona.
El descenso del nivel de Barasona obligará a llevar agua con cisternas a La Puebla de Castro
ÁNGEL GAYÚBAR

El Ayuntamiento de La Puebla de Castro, en la comarca de la Ribagorza, alertó en su último pleno municipal del "alarmante" descenso del nivel del embalse de Barasona, que se está vaciando con notable rapidez desde mediados de julio, una situación que ponía en peligro el suministro de agua del municipio. La alarma del consistorio no era injustificada, pues desde la noche del jueves las bombas de captación han quedado inutilizadas al encontrarse por encima del nivel de las aguas embalsadas. El embalse está al 35% de su capacidad con 29 hm3, menos de la mitad que hace un año.

"Desde ayer –por el jueves- no subimos agua, ya estamos con la reserva que mantenemos en la balsa de decantación y el miércoles va a empezar la CHE a ir trayendo cubas de agua, pero no sé si se va a poder asumir el consumo de estos días", explica la alcaldesa, Maite Bardají, quien reclama que se tomen "medidas urgentes". La noticia se produce coincidiendo con el prorrateo de agua para riego en el Canal de Aragón y Cataluña, que se alimenta de este embalse.

Tras el pleno municipal en La Puebla de Castro, el consistorio remitió una carta al presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Raimundo Lafuente, denunciando el descenso de las aguas embalsadas y reclamando una actuación del organismo de cuenca que garantice el suministro de agua a un pueblo que estos días veraniegos prácticamente quintuplica el número de sus habitantes, pasando de los 400 con que cuenta durante buena parte del año a los casi 2.000 que residen temporalmente tanto en la localidad como en los varios cámpines, urbanizaciones y establecimientos hoteleros existentes en el término municipal.

El nivel baja 20 cm al día

En la nota remitida a la presidencia de la CHE, la alcaldesa recordaba que el pueblo y uno de sus cámpines toman el agua de boca del embalse y que las captaciones están ya "peligrosamente cerca" del nivel del embalse. Este ha visto cómo su nivel ha ido descendiendo en las últimas semanas una media de 20 centímetros al día poniendo en "serio peligro", ­como así se ha constatado, el abastecimiento de agua a los vecinos.

"Con el aumento de la población, hemos visto como se multiplica exponencialmente el consumo diario de agua hasta llegar a los 936.000 metros cúbicos", comenta la alcaldesa explicando que la captación toma el agua directamente del embalse en una zona situada a unos 300 metros del conocido como puente de Resordi (una antigua infraestructura en la zona media del embalse que se encuentra habitualmente sumergida) en un área que, además, presenta graves problemas de colmatación de lodos. Desde la captación se deriva a una balsa de decantación que, ante el incremento del consumo veraniego, se vacía muy rápidamente lo que agrava más el problema.

Ante la denuncia de La Puebla de Castro, la presidencia de la CHE y el servicio de Explotación se pusieron en contacto con el Ayuntamiento y reconocieron que el embalse de Barasona se encuentra este año en cuanto a volúmenes por debajo de la media de los últimos cinco, pero recalcan que esto no quiere decir que se encuentre en una mala situación. Señalan que el volumen actual ha bajado porque se han vivido una primavera y un verano secos, pero consideran que permite cubrir los usos y las demandas existentes.

Para la CHE el problema de la situación denunciada desde La Puebla de Castro es que la toma de abastecimiento no está bien colocada (entienden sus técnicos que está "muy alta"), pero sus responsables apuntan que la Confederación no ejecuta abastecimientos ni tiene competencia en los mismos.

"Los abastecimientos son prioritarios cuando no hay agua, es decir, cuando el volumen de un sistema es bajo y al no poder cubrir todos los usos pasa a primer lugar", señalan, considerando que este no es el caso ya que aquí la reserva permitiría cubrir todas las demandas.

Por ello, tras visitar los técnicos de explotación del sistema y del embalse la toma y la balsa de decantación convinieron con el Ayuntamiento en que se bombeara agua mientras se pudiera durante más horas, acumulando así la mayor garantía de abastecimiento. Sin embargo, insistieron desde el organismo de cuenca que, en todo caso, no se trata de un problema de sequía hidráulica del sistema y que por tanto no le corresponde a la Confederación un cambio de la gestión actual de la infraestructura.

Queja de empresas turísticas

La solución se asumió en un principio con resignación, aún recordando que el bombeo se realizaba habitualmente durante ocho horas al día porque cuentan con una tarifa valle que permite un ahorro en la factura eléctrica y, como apunta la alcaldesa, "no queda claro quién asumirá el sobrecoste".

Ahora todo ha quedado en un segundo plano ante esta nueva situación que, no por anunciada, ha generado menos malestar. Además, las empresas turísticas reclaman que se mantenga en el futuro un nivel mínimo, sobre todo teniendo en cuenta la puesta en marcha del embalse de San Salvador que, entienden, debería descargar la presión sobre el embalse ribagorzano.

Etiquetas
Comentarios