Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

​Un trabajo escolar que vale un viaje a Silicon Valley

Seis estudiantes del instituto Ramón y Cajal de Huesca diseñan un bastón para invidentes con tecnología GPS.

Los estudiantes del Ramón y Cajal que han ganado una estancia en Silicon Valley.
Los estudiantes del Ramón y Cajal que han ganado una estancia en Silicon Valley.
La Caixa

Ada Garasa, Belén Franco, David Val, Miguel Lalueza, Carmen Casas y Daniel Valverde son seis estudiantes del instituto Ramón y Cajal de Huesca, cuyas habilidades emprendedoras les han hecho merecedores de una estancia en Silicon Valley (EE. UU.), la meca de la innovación. Aquí podrán mejorar el proyecto presentado a los Premios Desafío Emprende, impulsados por la Obras Social de La Caixa, consistente en un bastón para invidentes que incorpora GPS y otras innovaciones. Su idea compitió con las de 1.312 equipos de toda España en la tercera edición del certamen, cuyo objetivo es diseñar proyectos que den respuesta a una necesidad de su entorno.

Treinta y cinco de ellos fueron seleccionados para participar en un campus celebrado en Barcelona durante la primera semana de mayo. Alumnos y profesores experimentaron, desarrollaron y mejoraron sus trabajos gracias al asesoramiento y el trabajo con expertos de diferentes ámbitos profesionales.

De los equipos finalistas, cinco han merecido el premio y viajarán del 8 al 17 de julio a Silicon Valley. Además del de Huesca, hay uno de Madrid, otro de Asturias y dos de Barcelona, constituidos por entre cuatro y seis estudiantes de ESO, Bachillerato y ciclos formativos. Fueron propuestos por los cinco 'partners' de los premios: Fundación Everis, Eurest, Segur Caixa Adeslas y Hewlett Packard Enterpreise.

La entrega de galardones se ha celebrado este miércoles en la Ciudad Condal. En Estados Unidos conocerán cómo se trabaja en el principal centro de innovación del planeta y podrán aprender de los profesionales de empresas líderes mundiales.

El equipo del instituto Ramón y Cajal de Huesca está formado por seis alumnos de segundo de Bachillerato. Lo bautizaron 'Venga Frinshets' y presentaron el proyecto Bastick, un bastón que incorpora tecnología GPS y un acelerómetro para facilitar el desplazamiento a personas con discapacidad visual. Esta herramienta detecta los obstáculos en la calzada y avisa mediante señales acústicas al usuario cuando se desvía de la ruta establecida. La iniciativa ha recibido el apoyo de Fundación Everis y ahora se enfrenta al desafío de mejorar el producto a través de nuevas funcionalidades.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión