Despliega el menú
Huesca

A reciclar también se aprende en el colegio

Los centros de Huesca celebran la Semana Europea de la Prevención de Residuos con charlas y talleres.

Taller sobre reciclaje y residuos celebrado este jueves en un aula del colegio Santa Ana de Huesca.
Taller sobre reciclaje y residuos celebrado este jueves en un aula del colegio Santa Ana de Huesca.
R. C.

Que una lata de refresco puede tardar 500 años en descomponerse, o que los animales marinos confunden las bolsas de plástico con medusas, fueron algunos de los aspectos que más sorprendieron a los niños de tercero de Primaria del colegio Santa Ana  de Huesca que este jueves recibieron una charla explicativa sobre reciclaje y residuos.

Esta actividad de educación y sensibilización medioambiental se repetirá en otros centros escolares, con motivo de la celebración de la Semana Europea de la Prevención de los Residuos, en la que participa el Ayuntamiento de Huesca en colaboración con la Diputación Provincial y a través de la Red de Entidades Locales por la Sostenibilidad del Alto Aragón.

“La media de residuos que se reciclan en Aragón está en torno al 18%. En Huesca es un poco mayor, del 19%. Es positivo al estar un poco por encima de la media, pero sigue siendo una cantidad irrisoria, si tenemos en cuenta la porción que no se procesa, y todo el gasto económico y energético que acarrea”, explicaba Carmen García, concejal de Medio Ambiente, que estuvo presente en la actividad.

Petra Manzano, de la empresa Aragonea, es la encargada de concienciar a los pequeños en estas charlas sobre la necesidad de reciclar, de la manera más gráfica posible, mostrando las consecuencias que pueden tener las malas prácticas a este respecto. Lo que más llamó la atención de los pequeños fue las consecuencias que tienen algunos de los residuos en los animales, ilustradas con imágenes de focas atrapadas en bolsas, tortugas inmovilizadas por arandelas de plástico o pájaros envenenados por comer residuos.

Dentro de la charla también se les mostraron diferentes opciones para reutilizar la basura, convirtiéndola en juguetes u objetos decorativos, como una hucha a partir de una botella de plástico, un caballo de palo de un calcetín o adornos navideños con latas de refresco.

Tras participar en esta charla, los alumnos reciben una lista con los residuos que deben almacenar en los próximos días, para poder hacer en las clases de plástica con ellos una bonita guirnalda decorativa con la que se adornarán los patios de recreo.

“Esta vez hemos limitado la actividad a los colegios, porque el presupuesto es limitado. Pero nuestro objetivo es que en el futuro pueda haber partidas mayores, con un programa educativo serio dedicado a este aspecto”, apuntaba Carmen García, que insiste en lo útil de estas actividades. “Está constatada su eficacia, pero deberían repetirse cada tres meses para que fueran realmente eficaces”, lamentaba.

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento planea intensificar la tarea de concienciación respecto al reciclaje, además de otras acciones, como el desmantelamiento del núcleo zoológico del parque Miguel Servet, en cuyo lugar se quiere realizar un centro de interpretación.

Etiquetas
Comentarios