Despliega el menú
Huesca

La producción de biomasa concentra el 70% del aprovechamiento forestal

El II Congreso sobre Biomasa inaugurado este jueves en Huesca aborda el tema.

La producción de energía por generación de biomasa concentró en el año 2013 el 70% del uso de los recursos procedentes del aprovechamiento forestal en Aragón, y multiplicó por catorce la utilizada para este fin dos años antes.

Así lo ha asegurado este jueves el director general de Gestión Forestal del Gobierno aragonés, Roque Vicente, que ha comparecido en rueda de prensa junto al secretario general de Asaja en Aragón para presentar el II Congreso sobre Biomasa, que se celebrará en Huesca el próximo 27 de noviembre.

Los datos aportados en relación a la importancia de la biomasa como energía alternativa indican que mientras que en 2011 se destinaron 7.830 toneladas de los aprovechamientos forestales a la generación de biomasa, en 2013 se destinaron 111.000 de las 147.000 generadas.

Para el responsable autonómico en Gestión Forestal, estos datos resaltan que la biomasa debe tener un tratamiento "especial" tanto como sector de importancia medioambiental para los bosques como estratégico a nivel económico.

Por esta razón, Vicente ha incidido en la voluntad del ejecutivo regional de apoyar a una iniciativa que responde al "empeño" de su departamento de impulsar el uso de una energía para la que Aragón dispone de abundantes recursos, una superficie forestal de 2,6 millones de hectáreas.

A su juicio, el congreso debe concienciar a los consumidores en relación al uso de una energía alternativa a la producida por los combustibles fósiles, que contribuye a la limpieza de los bosques y, por lo tanto, a la prevención de incendios, positiva frente al cambio climático y capaz de generar empleo. Ha admitido que la producción de biomasa suscita en la actualidad "recelos" en determinados sectores, por lo que ha explicado que iniciativas como el congreso tienen que conseguir "ganarse la confianza de los consumidores".

Por su parte, el secretario general de Asaja ha explicado que el uso de la biomasa, con calderas especiales que potencian el aprovechamiento del material quemado, permite ahorrar a los productores agrarios hasta un 30% en la factura de gas y entre un 50 y un 70% en la de gasóleo.

Samper se ha mostrado convencido de que la inversión para la instalación de una caldera para la generación de energía por biomasa puede recuperarse en un año y medio debido al ahorro que posibilita.

Un retorno de la inversión, ha añadido, que para el uso doméstico en casas rurales se situaría de 3 a 5 años al ser menor su utilización que en una granja o en una explotación industrial.

Ha explicado que aunque la utilización de la biomasa se prevé inicialmente para las zonas rurales, en las construcciones más recientes de viviendas en ciudades ya se destina espacio suficiente para la instalación de estas calderas, de elevado coste económico.

Etiquetas