Despliega el menú
Huesca

Francia promete arreglar a la mayor brevedad la vía cortada a camiones al otro lado de Somport

El subprefecto de Olorón explicó al delegado del Gobierno que han duplicado los obreros para eliminar el riesgo de hundimiento.

Francia expresó ayer al delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, su interés por solucionar a la mayor brevedad posible los problemas geotécnicos de la carretera francesa RN 134, al otro lado del túnel internacional de Somport. El país vecino prohibió el pasado día 8 de abril la circulación de los vehículos pesados, de más de 3,5 toneladas, debido a las obras de reconocimiento geotécnico y de reparación de un muro de sostenimiento, con el consiguiente perjuicio para las empresas aragonesas y, en general, españolas que no pueden utilizar este paso fronterizo.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el subprefecto de Olorón Sainte Marie, Samuel Bouju, presidieron ayer por la tarde en la Subdelegación del Gobierno de España en Huesca una reunión de trabajo para analizar las medidas que deben adoptarse en el tramo denominado Lacondre, entre Urdós y el túnel de Somport.

En concreto, se está reparando un muro de sostenimiento entre los puntos kilométricos 111,040 y 111,080 de la citada carretera nacional 134 del valle del Aspe. Desde el pasado 8 de abril, en la zona de obras existe un paso alternativo para los vehículos ligeros, regulado por semáforos y con limitación de la velocidad a 50 km/h. 

Samuel Bouju mostró su interés por explicar a las autoridades españolas las importantes fisuras detectadas en la zona así como su interés por solucionar el problema a la mayor brevedad posible. En la reunión de trabajo, se analizaron los resultados de los análisis geotécnicos, que han mostrado un grave deterioro de la solidez del terreno y un riesgo de hundimiento de la calzada, muy peligrosa para los vehículos que superen las 3,5 toneladas.

Bouju explicó al delegado del Gobierno, a la subdelegada en Huesca, María Teresa Lacruz, y al resto de autoridades presentes, que se han duplicado los equipos de las empresas que realizan los trabajos de consolidación para reducir la duración de las obras "respetando las normas de seguridad en una vertiente particularmente abrupta".

También les expresó su total colaboración, "muy útil para el interés de nuestros Estados". "Fruto de las relaciones entre nuestros países –indicó el subprefecto– he solicitado a la Subdelegación del Gobierno esta reunión, a petición del prefecto de los Pirineos Atlánticos, Pierre-André Durand, para que las autoridades aragonesas y españolas estén informadas de las obras de consolidación y reparación de la calzada". Asimismo, acordó con Gustavo Alcalde que los trabajos serán dirigidos de manera que preserven los intereses económicos de las empresas españolas y francesas, garantizando siempre la seguridad de los usuarios.

Etiquetas