Despliega el menú
Huesca

Bienes aragoneses retenidos en Cataluña

Ureña: "Expropiar los bienes, ni hablar del peluquín"

El arzobispo de Zaragoza ha observado que existen discrepancias sobre el método a seguir para recuperar los bienes aragoneses retenidos en Lérida.

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Ureña
El arzobispo confía en poder restaurar la cúpula central de la Basílica del Pilar
EUROPA PRESS

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña, ha observado este viernes que pueden existir "discrepancias" sobre el método a seguir para recuperar los bienes de arte sacro propiedad de las parroquias aragonesas, y que se encuentran en depósito en Lérida, si bien ha advertido que la idea de expropiarlos y "posesionarse de los bienes, bajo ningún aspecto, ni hablar del peluquín", ha aseverado.

Uñena ha contestado de este modo a las declaraciones realizadas este jueves por la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, quien ha afirmado que no se descarta ejercer ningún tipo de actuación para recuperar las obras, incluida la expropiación, si bien ha dejado claro que agotará el diálogo en primer lugar.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras asistir a la inauguración del Rastrillo Aragón en el Auditorio de Zaragoza, acto en el que ha podido conversar con la presidenta Luisa Fernanda Rudi, el arzobispo ha recalcado que "no se ha hablado nunca en el sentido de expropiar los bienes", sino que la Comunidad autónoma, a través de sus dirigentes, intercede "por todos los medios para ver si es posible su devolución a la Diócesis de Barbastro y de Huesca, pero de ahí a posesionarse de los bienes, bajo ningún aspecto".

Así, ha subrayado que la posición del Ejecutivo aragonés "es muy explicable y muy loable", dado que se intenta pensar en otro método al comprobar que con "el ordinario y habitual se hace muy complicada y difícil la devolución de los bienes".

Por tanto, "puede haber una discrepancia en este momento en la metodología de devolución, en estudiar otra vía, pero hay que agotar todas las posibilidades de ese método" teniendo en cuenta, además, "de que Roma se ha pronunciado abiertamente en varias sentencias" a favor del regreso de las obras de arte, por lo que "lo que tiene que hacer Lérida es devolver los bienes que están allí rechinando", un patrimonio que "no quiere estar allí sino volver a sus legítimos dueños", ha afirmado.

Ureña ha insistido en que "el Episcopado aragonés querría agotar esa vía que se ha seguido, la ordinaria, la que hay que seguir", el diálogo, y "lo que tienen que hacer quienes retienen los bienes es devolverlos porque no les pertenecen".

"Se pasa de castaño oscuro" 

Respecto a ceder los derechos de acción para reclamar su devolución, ha comentado que esta opción "requiere de un estudio más detenido y creo que habría que consultar a la Santa Sede". En todo caso, "estamos muy contentos del modo de proceder del Gobierno de Aragón y del interés que manifiesta" porque esta situación "se pasa de castaño oscuro". 

"Cuando uno visita el Museo Diocesano de Barbastro se encuentra con hornacinas vacías que están esperando los bienes que faltan", aunque se han instalado réplicas "en espera del original", ha recordado, para agregar que "hay que esperar y ver si agotando la vía ordinaria vienen los bienes".

En caso contrario, "la Iglesia tampoco se niega a pensar en otro método, pero hay que ver si por este método llegan las obras", ha concluido.

Etiquetas