Despliega el menú
Huesca

Caravana Verde de la UZ

El mensaje de la Caravana llegó a una Huesca peatonalizada

Los voluntarios universitarios de esta V edición terminarán hoy en Zaragoza el reccorrido por Aragón.

La caravana verde a su paso por Huesca
La caravana verde a su paso por Huesca

Este jueves termina el recorrido de los más de 70 voluntarios de la Caravana Aragonesa Voluntaria por el Clima que desde el pasado lunes han visitado las localidades de Ateca, Ariza, Alcorisa, Calanda, Tauste, Alagón y Huesca. Fue ayer el turno de la capital altoaragonesa, población que está estrenando un proceso de peatonalización en sus calles más importantes. Y en un cita como esta, era lógico que se abordara el asunto. El concejal de Medio Ambiente, José Miguel Veintemilla, en la acogida a los voluntarios, expuso los nuevos proyectos que se están llevando a cabo. Y así explicó que, además de intentar aminorar el consumo de luz, energía y agua, Huesca apuesta por el reciclaje, para lo que cada año se destinan 5 millones y con el que se obtiene un beneficio de dos millones. Y por supuesto, Veintemilla habló del proyecto que ha empezado a andar; la peatonalización del Casco y el Centro Urbano. El concejal acepta las voces críticas pero opina que "el hecho de que la gente pueda pasear tranquilamente, sin preocuparse por los coches, es algo muy beneficioso para la calidad de vida y un esfuerzo por conseguir una ciudad más sostenible". La población oscense se muestra dividida ante esta propuesta; algunos creen que es un gasto innecesario, otros ven la posibilidad de tener una zona urbana más tranquila y más respetuosa con el medio ambiente.

El concejal presenció la lectura del manifiesto de la Caravana por el Clima en el que se hace una llamada al compromiso ante los problemas del Medio Ambiente y sus causas. El objetivo final es lograr una visión crítica y hacer comprender las consecuencias de nuestras acciones, como valora Diego, estudiante de Ciencias Ambientales y voluntario del proyecto: "lo importante es llegar a la gente".

La Caravana Por el Clima instaló una carpa en la Plaza de San Antonio donde los voluntarios ofrecieron a los ciudadanos una hoja con una encuesta cuyas respuestas determinan la huellla ecológica. Tras evaluar su impacto sobre el medio ambiente se les recompensaba con un producto ecológico como bolsas reutilizables o linternas solares. Los voluntarios realizaron además una labor de concienciación en el colegio de El Parque, Juan XXIII, El Alcoraz y el Pedro J.Rubio y en el Instituto Pirámide, mediante actividades lúdicas y dinámicas. No solo han visitado centros escolares, también se desplazaron hasta el Centro Ocupacional ATADES donde también explicaron la importancia del ahorro de agua, luz y energía y sobre todo de la movilidad sostenible.

Gracias al compromiso de los voluntarios y de la Universidad de Zaragoza, este proyecto innovador en España cumple ya su quinta edición. Ha llegado a 23 localidades aragoneses, las más pobladas, enviando un mensanje de concienciación a alrededor de 40.000 aragoneses. Los participantes de esta iniciativa aseguran que quieren seguir "promocionando el medio ambiente para cuidarlo".

Etiquetas