Huesca

Huesca

Jornadas gastronómicas en 4 idiomas

Al menú anglogermano del lunes da paso un recetario francés y otro italiano.

Jornadas gastronómicas en 4 idiomas
J. S.

Solo para entender los menús hay que tener ya nociones de algún idioma. La Escuela de Hostelería San Lorenzo de Huesca se ha unido a la celebración del 25 aniversario de la Escuela Oficial de Idiomas de la capital oscense con la preparación de las jornadas gastronómicas que dieron comienzo el lunes y se prolongarán hasta este miércoles. Tres días en los que evocar el país cuya lengua se está aprendiendo, no solo por su gramática, sino también, por el sabor. “Hemos comenzado con un menú anglogermano, le sigue un menú italiano y el miércoles será el francés. Son, en los tres casos, de los platos más tradicionales y conocidos de cada país”, explica José Luis Nadal, director del centro educativo oscense.

La primera de las jornadas incluyó así ‘Kartoffelpuffer’, esto es, torta de patatas alemana, seguida de ‘chicken and mushroom pie’ británico y los populares ‘fish and chips’ (pescado frito con patatas). El menú continúa con acento alemán: ‘Schweinshaxe mit Sauerkraut’ (en español, simplemente, codillo). Para finalizar, los comensales compartieron un ‘Appelstrudel’ (pastel de manzana, para quien necesite traducción). “La idea, además de compartir la comida, es también compartir un rato de conversación en la lengua correspondiente”, señala Nadal. Como asegura, la respuesta de los alumnos del centro no ha podido ser mejor y se han cubierto, los tres días, las 50 plazas disponibles.

Cocina como en casa

El menú italiano incluye así: ‘vitello tonnnato, minestrone di campania, sardelle ripiene, ossobuco y de postre, panna cotta’. Por último, los sabores franceses constan de: ‘rillettes du mans, bouillabaisse, turbot à la meuniére, coq au vin y tarte tatin’. La actividad era frenética el mediodía del lunes en las cocinas de la Escuela de Hostelería Oscense. Allí, los alumnos se habían convertido por unas horas en ‘chefs’ de Londres o Berlín y había que estar a la altura. “Hemos trabajado de forma conjunta la Escuela Oficial de Idiomas y la Escuela de Hostelería para elaborar estos menús”, comenta el director del segundo de estos centros, Andrés Cantos.

“La comida británica no suele ser muy popular entre los españoles, pero una cosa es lo que comemos nosotros cuando vamos y otra, lo que comen ellos. Por ello, hemos intentado realizar una cocina lo más casera posible”, añade Cantos. Para Francia e Italia, señala, el recetario ha sido más amplio, como también lo es la expectación de los comensales.

Etiquetas