Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Bienes del Aragón Oriental

Berbegal y Peralta reanudan el proceso de expropiación de sus bienes religiosos

La decisión de ambos ayuntamientos oscenses se produce 15 días después de que termine el plazo dado a la DGA para que se pronunciase sobre la posibilidad de ejercer su derecho preferente de expropiación de dos valiosas piezas artísticas de sus parroquias.

San Pedro
Berbegal y Peralta reanudan el proceso de expropiación de sus bienes religiosos
HA

Los ayuntamientos de Berbegal y de Peralta de Alcofea, en la provincia de Huesca, han decidido reanudar el procedimiento expropiatorio de dos valiosas piezas histórico artísticas de sus parroquias que permanecen depositadas en el Museo de Lérida

La decisión de ambos ayuntamientos, según informa su representante legal, el abogado Jorge Español, se produce quince días después del plazo de tiempo dado al Gobierno aragonés para que se pronunciase sobre la posibilidad de ejercer el derecho preferente de expropiación desde la administración autónoma.

En concreto, el consistorio de Berbegal reclama la expropiación del retablo del Salvador, una de las piezas más valiosas que se exponen en Lérida, y el de Peralta de Alcofea las tablas de San Pedro y San Pedro.

En su escrito, el letrado informa de una reciente llamada telefónica hecha por la consejera de Educación y Cultura del Gobierno aragonés, Dolores Serrat, a los ayuntamientos afectados para dilucidar la posibilidad de asumir el procedimiento o, en caso contrario, de prestar su apoyo a los consistorios demandantes.

Los ayuntamientos resaltan por medio de su portavoz legal que "ninguna de las administraciones aragonesas tiene nada en contra de la iglesia, pues el fin de las expropiaciones es reintegrar estos bienes a los templos de donde salieron".

Se amparan, además, en una circular del Vaticano sobre museos eclesiásticos que, según afirman, prohíbe que un bien artístico de la iglesia se deposite en un museo civil.

Por esa razón, los ayuntamientos consideran que "sería deseable que el Obispado de Huesca (diócesis de la que dependen ambas parroquias) se posicionase a favor de esta expropiación, porque pondrá fin a una situación irregular y antieclesiástica al estar estos bienes en un museo civil".

Destacan, asimismo, que esos bienes están en un museo civil en Lérida por la "sola voluntad" de los obispos de dicha diócesis catalana "para así buscarse una excusa para no devolverlos", añaden.

Etiquetas