Despliega el menú
Huesca

VIVIENDA

Grañén entrega el premio del torneo de voley playa para promocionar las VPO

Los ganadores hubieran podido embolsarse 1.500 euros pero solo quisieron una parte.

Uno de los partidos disputados sobre un campo especial con 160 toneladas de arena de playa.
Grañén entrega el premio del torneo de voley playa para promocionar las VPO
P. PUÉRTOLAS

Aunque el cierzo ocupó el lugar de la suave brisa del mar, la localidad de Grañén tuvo ayer playa por un día. Así, sobre 160 toneladas de fina arena y al ritmo de la música, ocho parejas participaron en el I Torneo de Voley Playa, que estuvo organizado por el Ayuntamiento y que se disputó bajo un excepcional ambiente.

La actividad, que tuvo lugar en la zona de aparcamiento anexa al campo de fútbol municipal, perseguía un doble objetivo: crear un evento deportivo único en Los Monegros y, al mismo tiempo, incentivar la venta de cuatro VPO situadas en la pedanía de Curbe. Aunque el número de inscritos fue inferior a lo esperado, el alcalde del municipio, Carlos Sampériz, realizó un balance muy positivo. «Hemos logrado crear un ambiente fantástico, tener una gran repercusión y en consecuencia, dar a conocer las viviendas entre potenciales compradores a nivel regional», afirmó Sampériz.

Las cuatro construcciones fueron promovidas hace seis años por la Sociedad Municipal de la Vivienda y la hipoteca de cada una de ellas supone un «importante lastre» para las arcas municipales, tal y como reconoció Sampériz. Ante la necesidad de buscar una solución, el nuevo equipo de gobierno, que heredó este proyecto urbanístico de sus antecesores, promovió este evento deportivo con el fin de «innovar en el concepto de venta y, aunque todavía es pronto para sacar conclusiones, ya hay una nueva pareja interesada en adquirir una de las viviendas», indicó el edil.

La mayoría de los participantes en el torneo carecían de experiencia en esta disciplina y eran vecinos de Grañén. A ellos, hubo que sumar una pareja de Huesca y otra de Zaragoza. Precisamente, Diego Carreras y Óscar Aisa, llegados de la capital aragonesa, fueron los ganadores de esta primera edición y, aunque hubieran podido embolsarse un premio máximo de 1.500 euros, optaron por recibir únicamente 500 en metálico. «La experiencia vivida ha sido muy buena, la gente nos ha tratado de maravilla y es suficiente recompensa», explicaron.

Así, cabe recordar que los ganadores podían elegir entre dos modalidades de premio: 1.000 o 1.500 euros. En la primera opción, los vencedores recibían de forma inmediata 500 euros en metálico y tras ello, obtenían otros tantos cuando la Sociedad Municipal de la Vivienda cobrase la primera mensualidad por la venta de una de las cuatro casas. En la segunda opción, tenían que esperar a la venta de la vivienda y de forma mensual, recibir los tres primeros pagos de la hipoteca hasta alcanzar los 1.500 euros. Ante el gesto de los vencedores, Sampériz agradeció públicamente la deferencia de ambos y aseguró la continuidad del evento.

En este sentido, cabe destacar los contactos establecidos entre el Ayuntamiento y los propios vencedores, que están vinculados al voleibol profesional y que, tras quedar gratamente sorprendidos por las condiciones del campo y la organización, podrían propiciar la llegada de campeonatos de mayor nivel.

En concreto, Óscar Aisa ha sido jugador y Diego Carreras es el entrenador del equipo de voleibol Multicaja Fábregas de Zaragoza. «No sabíamos el nivel que habría, conocimos el torneo a través de la prensa y pensamos que sería divertido. No veníamos a por el premio, simplemente, nos apetecía pasar un día diferente y, sin duda, lo hemos logrado», destacó Carreras.

Etiquetas