Despliega el menú
Huesca

ACCIDENTE

El montañero fallecido por un alud en Panticosa iba perfectamente equipado

Se vio soprendido por una enorme avalanza de 900 metros en la peña Sabocos, ha explicado la Guardia Civil que ha localizado su cuerpo esta mañana.

El montañero navarro, Felipe Zurbano, de 34 años que ha fallecido sepultado por un alud cuando descendía por la cara sur de la peña Sabocos, en Panticosa (Huesca), iba perfectamente equipado, con cuerdas, crampones y piolets, pero se vio sorprendido por una avalancha enorme, de 900 metros, al romperse una placa de nieve.

Así lo han confirmado fuentes de la Guardia Civil de Huesca, que han precisado que el cuerpo del montañero, residente en Los Arcos (Navarra), ha sido localizado esta mañana a primera hora y que su compañero de escalada, un joven de Logroño de 23 años, con iniciales F.A.T., fue quien avisó del suceso, en torno a las 13.30 de ayer.

Al parecer, la avalancha se produjo al romperse una placa de nieve cuando los montañeros comenzaran el descenso de la peña Sabocos tras haber ascendido, perfectamente equipados, por el corredor de hielo 'Panticosa Ice'.

El más joven, según las mismas fuentes, quedó enganchado en una piedra, pero su compañero fue arrastrado por el alud, que alcanzó los 900 metros.Trabajos de búsqueda

De forma inmediata se puso en marcha un operativo de rescate formado por 46 personas de los equipos de Montaña de la Guardia Civil de Jaca, Panticosa, Boltaña y Benasque y de la estación de esquí de Panticosa, además del helicóptero de la Guardia Civil y tres perros de rescate, uno de ellos de entrenamiento en la zona procedente de Pamplona.

El equipo, que se dividió en dos grupos ante las dimensiones del alud, interrumpió ayer la búsqueda sin éxito y esta mañana, a las 09.30 horas, uno de los perros ha localizado el cuerpo del montañero, que ha sido rescatado en torno a las 10.10 horas y evacuado en helicóptero.

Posteriormente, ha sido trasladado en un coche fúnebre hasta el depósito de cadáveres de Jaca, donde lo esperaba su familia.

El montañero, según las mismas fuentes, ha fallecido por "mala suerte", porque iba bien equipado, pero los aludes forman parte de los riesgos de la montaña.

Etiquetas