Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Fuerzas Armadas

Fallece el militar que sufrió un disparo accidental este martes en Jaca

La herida resultó ser fatal al afectarle la arteria femoral y a pesar de que el militar fue atendido sobre el terreno y luego en los hospitales de Jaca y Huesca.

María José Villanueva/Laura Zamboraín Huesca/Jaca Actualizada 10/10/2018 a las 11:39
Etiquetas
Fernando Yarto, militar herido en Jaca por un disparo fortuito.Ministerio de Defensa

Fernando Yarto Nebreda, comandante destinado en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca (Emmoe), ha fallecido esta mañana por las heridas causadas por un disparo fortuito que sufrió mientras supervisaba un ejercicio con fuego real en el campo de tiro Las Batiellas.

El tiro le alcanzó la ingle. La herida resultó ser fatal al afectarle la arteria femoral y a pesar de que el militar fue atendido sobre el terreno y luego en los hospitales de Jaca y Huesca, donde fue intervenido e ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde finalmente ha fallecido en torno a las 7.00 de este miércoles.

El fallecido, Fernando Yarto, de 48 años, era profesor del curso de montaña que se está impartiendo en la Emmoe desde septiembre. De hecho era el jefe del departamento de Instrucción y Adiestramiento. Natural de Burgos, estaba asentado en Jaca desde hace 20 años. Miembro del Grupo Militar de Alta Montaña desde el año 2000, era el responsable de la planificación de sus actividades. Participó en varias expediciones internacionales al Himalaya y otras cordilleras, coronando varias cimas de 8.000 metros, como el Cho-Oyu en el año 2001 y el Gasherbrum II en el 2006.

Ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1991 con la LI promoción. Desde que obtuvo el empleo de teniente de Infantería en 1996 había solicitado todos sus destinos en unidades de montaña, superando diferentes cursos de especialización nacionales e internacionales. Estaba en posesión de diversas condecoraciones y felicitaciones personales y era tildado por los miembros de la Escuela como "un magnífico compañero, gran deportista y reputado montañero", según el Ministerio de Defensa, que se ha sumado al dolor por la muerte del comandante. "Queremos transmitir nuestro pésame a su familia, amigos y compañeros", ha dicho a través de Twitter. Las condolencias se suceden. Instituciones militares como la Guardia Civil o la UME, o la Policía Local de Jaca, también lo han recordado.    

El accidente mortal ocurrió sobre las 7.30 del martes en el campo de tiro Las Batiellas, zona de entrenamiento situada a 4 km de Jaca, durante un ejercicio táctico con fuego real en el que se utilizan siluetas humanas, en ocasiones dentro de los edificios. A esa hora todavía había poca luz. Supervisaba un ejercicio programado, afirmó la oficina de prensa  del Ejército de Tierra, "cuando un disparo fortuito le alcanzó en la zona inguinal".

La práctica se desarrolló a lo largo de la noche, y concluyó por la mañana, con medio centenar de militares procedentes de otras unidades de España, según declaraciones de la oficina de comunicación de la Escuela de Militar de Montaña a Europa Press.

El disparo entró por detrás

El disparo le entró por detrás, por un gluteo, y fue a parar a la zona inguinal, causando daños en las arterias femoral e ilíaca. Este tipo de heridas provoca graves hemorragias, a veces fatales, como desgraciadamente sucedió en este caso, a pesar de que pudo ser atendido rápidamente por el médico de la unidad, que como es habitual en este tipo de ejercicio siempre se encuentra presente durante su realización, precisaron desde el Ejército de Tierra.

El Ejército atribuye a un hecho fortuito el disparo sufrido por un comandante en Jaca

Posteriormente fue trasladado en una uvi móvil, también de la unidad, al hospital de Jaca y tras ser estabilizado por el equipo médico, se decidió su evacuación en un helicóptero del 112 al San Jorge de Huesca, donde ingresó con pronóstico muy grave. El comandante fue intervenido quirúrgicamente para reconstruirle las arterias afectadas y posteriormente ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Hasta el campo de tiro se desplazaron efectivos del Ejército de Tierra y agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca para investigar lo sucedido. Esta última es la encargada de la investigación oficial, de acuerdo con el juzgado, mientras que el Ministerio de Defensa abrirá un expediente interno.

Según han recalcado desde el Ejército de Tierra, se trata de un hecho fortuito. El general-jefe de la Tercera Subinspección, Jesús Llorente Vicente, que este martes por la mañana asistió a un acto en el cuartel Sancho Ramírez de Huesca poco después de conocerse el suceso, no pudo detallar las circunstancias concretas del mismo, que él calificó como "un accidente". "Sé que estaban haciendo instrucción en Batiellas, que es un campo de instrucción cerca de Jaca", comentó a preguntas de los periodistas, lamentando lo ocurrido.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, que participó en el mismo acto en el acuartelamiento, también se refirió a "un accidente, igual que ocurren en diferentes profesiones".





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo