Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRANSPORTES

El tráfico pesado sigue aumentando en el Somport mientras cae en el resto de pasos

Una media diaria de 236 camiones pasan por el puerto y el túnel, un 38% más que al año de abrirse, en 2003. La utilización del ferrocarril cae en picado y solo representa un 1,3%.

zaragoza. Ni la crisis ha logrado frenar la creciente presión del tráfico pesado por el túnel internacional de Somport. Los últimos datos oficiales, correspondientes a 2008 y publicados el año pasado por el Observatorio hispano-francés de Tráfico en los Pirineos, evidencian que la circulación de camiones no ha parado de aumentar en el paso aragonés mientras caía en el resto de los existentes con Francia, especialmente en las rutas interiores.

La estadística pone en evidencia que 236 camiones cruzan de media diaria de España a Francia por la estrecha carretera N-330, ya sea por el túnel (217) o por el viejo puerto (19). Esto supone un crecimiento del 2,6% respecto al año anterior, pero implica también que la circulación de vehículos pesados se ha disparado un 38% respecto al 2004, el primer año completo tras la apertura del paso viario, cuando pasaron 171 camiones y autobuses hacia el mercado europeo (los datos del lado francés no están disponibles). En 2002, las dificultades de pasar el puerto reducía el tránsito a 154 vehículos pesados.

Los números demuestran que el Somport es un caso aislado, ya que el Observatorio hispano-francés de Tráfico en los Pirineos destaca el "importante" descenso del flujo de mercancías por los pasos centrales de la cordillera, «alrededor del 20%». Además, en el cómputo global también se registró una caída del 3,2% a lo largo de 2008, aunque se evidencia la mayor dependencia de los saturados pasos carreteros de los extremos, los de Irún y La Junquera. El 84% de los camiones que cruzaron la frontera lo hicieron por las autopistas litorales, lo que supone 17.136 de los 20.400 vehículos registrados a lo largo del 2008.

El ferrocarril, testimonial

La tesis de los expertos y del propio Gobierno central es que se debe potenciar el tráfico ferroviario para descongestionar la carretera y hacer más sostenible el sistema de transporte europeo. Pero el Observatorio hispano-francés de Tráfico también refleja que el peso del ferrocarril es cada día más irrisorio: en pasajeros, se ha pasado de atraer a 976.479 clientes en 2006 a 904.276 en 2008, mientras que en mercancías la evolución es realmente preocupante. Si en 2006 se transportaron 7,84 millones de toneladas, en 2008 cayó a menos de la mitad, a 3,1 millones. Además, el peso del ferrocarril en el flujo de mercancías entre la Península Ibérica y el resto del continente es realmente testimonial, ya que solo representa un 1,3% del total (3,1 de las 237,3 millones de toneladas contabilizadas en 2008).

Los datos globales aún son más elocuentes y demuestran el grave problema que acucia al país en cuanto a saturación de sus principales vías de comunicación con Francia. El Observatorio hispano-francés de Tráfico en los Pirineos destaca que durante el periodo 1998-2008 creció un 27% el intercambio de mercancías, que han absorbido principalmente la carretera y las rutas marítimas. Mientras tanto, la regresión del ferrocarril es más que sustancial, ya que ha perdido un 29%, con una media anual del 3,4% y que se multiplicó en 2008 hasta el 15,1%.

La solución de Canfranc

La reapertura de la línea internacional de Canfranc absorbería la mayoría del tráfico de camiones del Somport, puesto que se debe cargar en días alternos un tren con 700 toneladas de cereal en la terminal pirenaica y la mercancía cruza la frontera en decenas de vehículos pesados por la aún más estrecha carretera francesa RN-134.

La Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) destaca que la reapertura también ayudaría a generar un mayor flujo por el Pirineo central, ya que sería la ruta más directa para exportar a las empresas del entorno de Aragón y muy competitiva para parte del Levante. En el estudio de la reapertura del Consejo Económico y Social de Aragón se destaca, tras haber consultado a decenas de empresas, que se podría atraer 2,6 millones de toneladas al año, casi la misma cantidad que tienen ahora todos los pasos ferroviarios.

Etiquetas